Zulia: Enfermos del retén de Cabimas claman por medicinas y atención médica

Zulia: Enfermos del retén de Cabimas claman por medicinas y atención médica

Los privados de libertad del pabellón C del Centro de Arresto y Detenciones Preventivas de Cabimas, en la Costa Oriental del Lago del estado Zulia, suplican atención médica y tratamientos. Tuberculosos, desnutridos, hipertensos, diabéticos fotografían parte de su cuerpo para mostrar cómo la enfermedad los consume dentro del penal. 

Mauri González (33), Maikel Romero (28), Heberto González (53), Pedro Soto (47), Yeison Soto (23), Freddy Briceño (22), Yoel Castellón (25), José Fernández (27), Leohendry González (19) Arnoldo Batista (66), Isrowlingt Mata (27), Kevin Simanca (25), Wilmer Villasmil (45) y Edwar Gutiérrez (27) posan con un cartel frente a la cámara. Recurren a la publicación de su situación como última alternativa para denunciar que si no reciben atención médica morirán, como en meses pasados lo hicieron una veintena de sus compañeros de pabellón y penal. Ellos son foráneos unos de municipios distantes de Cabimas y otros de Lara, Falcón, Trujillo y el centro del país.

“Nos hicimos los exámenes y todos se vencieron esperando a que alguien autorizara la entrega de los medicamentos. Sobrevivimos, pero no sabemos hasta cuando, declaró uno de los internos.

Sin importar la condición de salud dentro del penal no se les garantiza ni si quiera el agua. “Aquí tomarse un vasito de agua sale caro y quien no tiene para pagarlo se deshidrata y muere. Afuera construimos un pozo de agua, pero están salada que solo sirve para el baño, los pisos y lavar a ropa”.

Uno de los compañeros de los enfermos explica que la tuberculosis se agudiza por la falta de agua potable y de comida. Entre la población se ha desarrollado una camaradería y a veces se les comparte alimentos, pero no es frecuente. “Con el tiempo uno se relaciona con el otro, nace cierta amistad y en más de una ocasión me ha tocado cargar hasta afuera los muertos. Piensas, hoy fue él, pero mañana puedo ser yo”.

Los enfermos aseguran que sufren de crisis respiratorias constantes acompañadas de tos con sangre. “Muchos se ahocan con la misma sangre y amanecen muertos”. Aseguran que en el Hospital de Cabimas les pusieron trabas para la entrega de medicamentos. “Debemos hacer una historia clínica en el hospital, renovar todos los exámenes de laboratorio y radiografía, acudir cada vez que nos ahoguemos. Pero todo eso es dinero y no tenemos. Para el traslado se debe buscar la gasolina de la patrulla y no tenemos, así quedamos condenados a muerte”.

No hay comentarios.

Agregar comentario