Portuguesa | Presos reubicados del Cepello suman hasta nueve años esperando juicios

Foto referencial | Archivo UVL

UVL | Portuguesa

Guanare-. Un grupo de  familiares de los privados de libertad que fueron trasladados en entre el 12 y el 17  de mayo de 2020 desde Guanare , estado Portuguesa,  a distintas cárceles del país, tras el desalojo del Centro Penitenciario de los Llanos Occidentales (Cepello) por ocurrencia de una masacre dónde hubo 47 muertos y 67 heridos, denuncian la falta de celeridad en los tribunales penales para agilizar sus causas.  Además , aseguran que los funcionarios se hacen oídos sordos ante sus peticiones .

Este grupo de familiares informó el pasado 21 de julio  que alrededor de 200 detenidos tienen retardo procesal, “algunos tienen hasta 8 y 9 años esperando por juicio”.

María Alvarado, vocera del grupo de familiares cuyos privados de libertad fueron trasladados hacia el Centro Penitenciario de Aragua , mejor conocido como Tocorón, explicó  que solo en este grupo existen más de 60 detenidos.” Tenemos más de 15 días viniendo a los tribunales de Acarigua y no nos garantizan nada :  “Lo que nos dicen es que la comisión judicial de Caracas no se ha pronunciado, pero ya estamos cansados,

María López, vocera de quienes fueron trasladados a la cárcel de  Puente Ayala , en el estado Anzoátegui, afirmó que en ese grupo existen unos 56 presos. “Estos, los nuestros , lo de Portuguesa, están en situación  de indefensión, no así  los otros reclusos de ese penal que son atendidos por tribunales de otros estados . Esos si ya salieron, pero los de aquí nada que los atienden”, señaló

Yuletzis Gutiérrez, vocera de los trasladados a Barinas,  dijo que han perdido la paciencia esperando respuestas : , “ las primeras dos semanas de reclamo  se hicieron cargo de los casos de comisaría y aseguraron que para la tercera semana ya nos atenderían a nosotros, pero ya van cuatro semanas y nada, solo nos siguen peloteando”, destacó. En este grupo existen 80 privados de libertad y asegura que la mayoría ya pagaron la condena.

Los cómputos de la pena  es uno  de los reclamos más sentidos de los reclusos.  Yuletzis Gutiérrez afirma que “esto se ha vuelto todo un comercio en dólares”.

Edison Rincones, vocero de los trasladados a Tocuyito,  pidió que ser oídos en  las mesas de trabajo de la Comisión para la Revolución Judicial.

Entre las exigencias de los familiares  se mencionó  que muchos presos se encuentran en estado de desnutrición y enfermos. “Tenemos que hacer pago móvil para que les puedan dar de comer y el que no tiene pues pasa mucha hambre”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*