Portuguesa | Madre de reclusa denuncia con fotos deterioro de salud para exigir medida humanitaria

Lesión de la reclusa Erika Carolina Soto Figueroa | Foto: Cortesía familiar

UVL | Portuguesa

Erika Carolina Soto Figueroa , privada de la libertad en el  Internado Judicial de Barinas (Injuba)  por una causa penal que data desde diciembre 2019 , está muy mal de su salud y requiere de urgencia una medida humanitaria. Esta fue solicitada por su madre, Janeth Figueroa , el viernes 3 de junio por ante el tribunal de ejecución número 2 de Guanare, Portuguesa , pero  la misma no se materializó.

La madre de la reclusa compartió este sábado 4 de junio las fotografías que evidencian el estado de salud de su hija. Aseguró que las imágenes fueron llevadas a la jueza de Ejecución como soporte de la solicitud de la medida humanitaria, pero que “la funcionaria las desestimó y pidió, más bien, exámenes forenses y otras diligencias burocráticas casi imposibles de cumplir ” .

Erika Soto presenta una herida abierta en el abdomen. Una bacteria se le alojó en el cuerpo, luego de que se le infectara la herida de una cirugía por apendicitis  y por un procedimiento médico de sonda intestinal.  

Luego de más de cinco meses no recibe atención médica especializada, denunció la mamá de la reclusa.

La reclusa Erika Soto Figueroa, titular de la cédula de identidad  V- 18.753.127 , está judicializada en Guanare, Portuguesa . Tiene 35 años de edad y está penada a 12 años de prisión en el Injuba a  la orden del Tribunal de Ejecución N° 2 , por el  delito de  tráfico de drogas. Soto Figueroa suma ya  dos años y medio de presidio. Fue privada de libertad el 10 de diciembre de 2019,  contó su madre a UVL.

” Ella está muy delicada. Ha perdido mucha salud. Está desvalida, come poco y pesa 40 kilogramos . La infección la está matando ” , señaló Janeth Figueroa al implorar justicia para Erika.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*