Portuguesa | Familiares de policía detenido denuncian trato cruel e inhumano

Foto; Cortesía

UVL | Portuguesa

Un grupo de familiares de Luis Enrique Barrios Castellano, uno de los dos agentes de la Policía del Estado Portuguesa imputados por el doble crimen del detective (Cicpc) Carlos Alberto Salinas y su cuñado Carlos Pineda — en un hecho ocurrido el 20 de abril pasado en el barrio “5 de Julio” de Acarigua — denuncian que su pariente y su compañero están siendo víctimas de trato cruel e inhumano.

La vocería del grupo de denunciantes la asumieron Carmen Castellanos de Barrios, C.I: 9.408.662 (madre); Arisbely Molina Orellana, C.I: 17.880.268 (esposa) y Elizabeth Barrios Castellanos, C.I: 17.881.554 (hermana), quienes entregaron a UVL un escrito donde dejan saber sus angustias y los pormenores que han rodeado el caso. Aseguran que están ante una flagrante violación del debido proceso.

Carmen Castellanos pide la intervención directa del titular nacional de la Defensoría del Pueblo , Alfredo, José Ruiz Angulo; así como de los representantes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; de la Defensora delegada del Pueblo de Portuguesa, Raquel Vieira de Real; y de la Fiscalía del Ministerio Público en materia de Derechos Humanos del Segundo Circuito Judicial con sede en Acarigua.

Los familiares de Luis Enrique Barrios Castellanos dicen tiener conocimiento de que los investigados , detenidos en la.sede de la policía científica en Acarigua, se encuentran con presunción de maltrato físico y vejaciones, así como incomunicados de su familia. “El único que ha podido ver a mi hijo desde de su detención es un abogado de la Defensa Pública”, aseguró la madre de Barrios.

La familia de Barrios teme por la vida del recluso, y fundamenta su temor en que por este mismo caso murió en un supuesto enfrentamiento el pasado domingo 1° de mayo el funcionario del Servicio de Investigaciones Penales (SIP) de la Policía de Portuguesa Eliezer José Montilla Colmenarez , a manos, precisamente , de una comisión del Cicpc que investiga el caso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*