Familiares de reclusos del CEPRA en Mérida exigen celeridad en los procesos para más de 250 privados de libertad que esperan beneficios, redenciones y libertades

Familiares de reclusos del CEPRA en Mérida exigen celeridad en los procesos para más de 250 privados de libertad que esperan beneficios, redenciones y libertades

“Solicitamos que se habiliten los tribunales lo más pronto posible por cuánto muchos de ellos tienen derecho a redenciones, libertades y beneficios contemplados en Código Orgánico Procesal Penal” señalaron allegados a los reclusos del Centro Penitenciario de la Región Andina

Elvis Rivas | Equipo UVL Mérida


Familiares de más de 250 privados de libertad que se encuentran recluidos en el Centro Penitenciario de la Región Andina, ubicado en el municipio Sucre del estado Mérida, exigieron a las autoridades el reinicio de actividades en los tribunales, restringidos por la cuarentena producto de la pandemia por el coronavirus, para que se pueda continuar con los procesos judiciales para la liberación de muchos de quienes allí se encuentran.


Denunciaron que actualmente los tribunales solo atienden las audiencias de presentación, mientras que los juicios “se dejan para otra oportunidad”.

“Solicitamos que se habiliten los tribunales lo más pronto posible por cuánto muchos de ellos tienen derecho a redenciones, libertades y beneficios contemplados en Código Orgánico Procesal Penal”, señalaron. “Está en juego la libertad de una persona y todos sabemos que la libertad es uno de los derechos fundamentales del ser humano”.


Más de 800 privados de libertad en el CEPRA


Los denunciantes aseveraron que actualmente, en el Centro Penitenciario de la Región Andina se encuentran recluidas aproximadamente 800 personas, de las cuales al menos 700 son hombres. Aún cuando manifestaron que durante la pandemia han recibido atención y las medidas de bioseguridad establecidas para prevenir el contagio con el coronavirus, les preocupa la situación.


“Lo normal, una gripes normales, mi esposo un poquito bajo de peso, pero normal porque no reciben una alimentación como uno aquí en la calle, pero si les dan para que ellos se sustenten. Gracias a Dios y con el apoyo del director, en la fecha estipulada para pasar los alimentos se puede pasar de todo”, señaló una de las denunciantes.


Esperan pronta respuesta de las autoridades que favorezca a quienes cumplen con los requisitos de ley para su salida del penal, lo cual contribuirá con el descongestionamiento de la cárcel merideña.

No hay comentarios.

Agregar comentario