Caracas: Solicitan que reclusos detenidos en División Contra Robos del Cicpc sean sometidos a chequeos para descartar Covid-19

Foto: Referencia - Archivo UVL Caracas

Equipo UVL Caracas 

Madres y esposas de la población detenida en la División Contra Robos del Cicpc, ubicada en la sede principal de la policía científica, en la Avenida Urdaneta, contaron a Una Ventana a la Libertad que al menos dos internos han presentado síntomas que les hace suponer que sus familiares son positivos al COVID-19, por lo que le solicitan a las autoridades que esa población sea sometida a chequeos médicos para descartar que tengan el virus.

Familiares aseguran que en este calabozo policial desde el inicio de la pandemia no se ha realizado ninguna prueba en la población reclusa que permita detectar algún caso positivo a Covid-19. Sin embargo, síntomas como la pérdida del olfato y gusto, fiebre, dolor de garganta, tos y malestar general les hacen pensar que al menos dos internos son positivos a la enfermedad. 

Una de las fuentes consultadas por Una Ventana a la Libertad dijo que los funcionarios negaron el acceso de las medicinas y que fue solo luego de un reclamo, liderado por parte de una de las mujeres, se les permitió el acceso de antipiréticos. 

La población reclusa de este calabozo policial no recibe visitas desde el sábado 6 de marzo  como medida para evitar el contagio del coronavirus, acción que familiares entienden dado el incremento de contagios de los últimos meses.  La comunicación entre los internos y sus familiares se realiza únicamente por cartas.  Una de las mujeres contó a UVL que presumen hay varios casos positivos en este calabozo policial, pues aseguró que son diversos los internos que están solicitando medicamentos para la gripe y fiebre. 

Extraoficialmente se pudo conocer de una nueva jornada de desinfección realizada en el área de las oficinas de la División Contra Robos del Cicpc de la Av. Urdaneta.  Familiares aseguran que es la segunda vez en lo que va del año que se realizan estas labores en las que no se incluyen los calabozos. Las mujeres hicieron el reclamo a los funcionarios: “¿Ustedes creen que ustedes son inmunes? Desinfectan nada más que sus áreas y los calabozos qué, o no se dan cuentan que ustedes igualmente están allí y se pueden contagiar.  Nada hacen con desinfectar sus oficinas y no sacar a los internos para desinfectar los calabozos”. 

Familiares de esta población reclusa informaron a UVL que esta semana realizaron una requisa en donde parte de la población interna resultó afectada cuando les fueron botadas sus pertenencias.  

Otras de las denuncias recurrentes que familiares han realizado en los últimos meses es la prohibición del acceso de al menos dos mudas de ropa interior. Aseguran que solo les permiten pasar una prenda con la cual deben pasar toda la semana hasta el siguiente domingo, cuando se les permite el ingreso de una nueva muda de ropa. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*