Carabobo | Comisión de Seguridad y DD.HH. del CLEC constató condición de los presos de la PNB

La Comisión de Seguridad y Prevención del Delito y DDHH del CLEC es recibida por autoridades de la PNB | Foto: Cortesía

Equipo UVL

Valencia.- Una comisión de Seguridad y Derechos Humanos (DD.HH.) del Consejo Legislativo del Estado Carabobo (CLEC) estuvo de visita en el Centro de Coordinación Policial Carabobo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) para constatar las condiciones de los privados de libertad que están en este centro de detención preventiva (CDP).

La visita de los miembros de la Comisión de Seguridad y Prevención del Delito  y Derechos Humanos del CLEC a la Policía Nacional Bolivariana estuvo encabezada por  Alexander Suárez,  quien preside dicha dependencia legislativa.

Fueron recibidos por el comandante de la  PNB, comisario jefe Guillermo Parra, y el comisionado jefe Guter Aldasoro, subdirector de este organismo de seguridad.

El acercamiento al Centro de Coordinación Policial Carabobo,  ubicado en el municipio Los Guayos del estado Carabobo, fue para constatar las condiciones de los privados de libertad, a quienes les fue realizado un operativo de atención integral con la participación de abogados y psicólogos, para prestarles jornadas de salud, asesoría legal, valoración nutricional, entre otros servicios.

Suárez afirmó a través de un boletín de prensa, que pudieron “verificar la disposición de la Policía Nacional de atender a quienes se encuentran bajo su custodia, cumpliendo cabalmente su labor”.

Motín por reclamo de sus DD.HH.

En este Centro de Coordinación Policial de la PNB, alrededor de 47 privados de libertad llevaron a cabo un motín el domingo 1 de mayo de 2022, por la presunta violación de sus derechos humanos.

La situación se tornó más violenta cuando varios presos que encabezaban el amotinamiento tomaron como rehenes a tres funcionarios a quienes les causaron heridas, y que al final del alzamiento, fueron trasladados hasta la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET), donde dos de ellos quedaron hospitalizados.

De acuerdo a un familiar que se identificó como Mariela Morales, los funcionarios supuestamente les venían causando maltratos, tanto físicos como psicológicos a los presos.

Otros parientes de los privados de libertad denunciaron el cobro para alargar las visitas y por el traslado al Palacio de Justicia cuando les toca audiencia.

También hicieron saber, que los policías les pasaban las comidas cuando “les daba la gana” y cuando lo hacían ya muchos alimentos estaban dañados. Aparte de eso, no tienen atención médica. Según, cuando los presos se enferman no los llevan a ningún centro de salud.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*