18 presos del Cicpc Maturín fueron trasladados hasta cárceles de Bolívar y Sucre

En la sede del Cicpc Maturín comenzaron a realizar traslados de presos a otras cárceles del oriente venezolano | Foto: Referencial

Al menos 14 hombres y 4 mujeres fueron reubicados en otras cárceles del oriente de Venezuela. Una medida similar será aplicada en la Policía municipal de Maturín

Equipo UVL Monagas

Maturín.- Una comisión de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Maturín trasladó a 18 privados de libertad hasta las cárceles de los estados Bolívar y Sucre, ubicados en el oriente de Venezuela.

Una fuente de seguridad informó que entre el grupo se encuentran 14 hombres sentenciados por delitos como robo y homicidios. También hay 4 mujeres, presuntamente implicadas en distintos asesinatos. Los hombres fueron trasladados a Bolívar, mientras que las mujeres a Sucre.

La misma fuente indicó que los traslados comenzaron el viernes, 17 de junio, y culminaron dos días después. Los presos fueron reubicados luego de que el Ministerio de los Servicios Penitenciarios les asignó cupos para esos recintos.

La ubicación de privados de libertad no se realizó en el Centro Penitenciario de Oriente, también conocido como cárcel de La Pica en Maturín, estado Monagas, debido a que el recinto será remodelado. Aunque no hay una declaración oficial que lo confirme, familiares de los presos en La Pica aseguran que la cárcel será remodelada al igual que el anexo femenino.

El anexo femenino de la cárcel de La Pica fue desalojado por órdenes del Ministerio de los Servicios Penitenciarios el pasado 11 de junio. En el recinto sólo queda una mujer, que parió dos días después de que 140 mujeres fueron enviadas a cinco cárceles, ubicadas en los estados Miranda, Lara, Sucre y Carabobo.

Este lunes, 20 de junio, el director de la Policía municipal de Maturín, Humberto Muñoz, informó que también realizarían un traslado de privados de libertad hacia otros penales del oriente venezolano para descongestionar los calabozos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*