Según preso brasileño que pidió no ser identificado: “En una cárcel de Brasil no tendría las mismas comodidades que aquí, pero si justicia”

29 enero, 2021 Coordinación Editorial 0

Afuera algunos están trabajando la latonería y pintura en unos carros, adentro del centro de detención no hay mucha bulla a pesar de haber 1.200 presos. Huele a cloro, dos reclusos limpian con sumo cuidado los pisos de la entrada. En las paredes hay distintos mensajes bíblicos. Mientras caminamos escuchamos constantemente: “Dios le bendiga”. “El señor le bendiga”, por parte de los que son cristianos.