Archivos mensuales: octubre 2017

Centros de detención preventiva viven una de sus peores crisis en Nueva Esparta

La situación de los privados de libertad en los centros de detención preventiva de Nueva Esparta se hace cada día más difícil. Las cifras de detenidos siguen aumentando tras las acciones de los diferentes cuerpos policiales para mantener la seguridad y la implementación de la Gran Misión Justicia Socialista en la entidad (que ha reportado la captura y privación de al menos 260 personas por diferentes delitos en menos de un mes), mientras se multiplican las enfermedades entre los reclusos y el hacinamiento empeora, a causa del retardo procesal y la falta de un recinto penitenciario formal en el estado.
Leer más

Desnutrición: una realidad que esconden en el Cuartel de Prisiones de Politáchira

La precaria situación que en todos los ámbitos están padeciendo los venezolanos a causa de la escasez y del alto costo de los alimentos de la cesta básica, también hace mella en quienes por una u otra razón, se encuentran privados de libertad en los centros de detención preventiva.Esto  ha llevado a que  aceleradamente se presenten  cuadros de desnutrición, tanto leves como severos en los presos, condición que a la vez acarrea afecciones de salud como úlceras gástricas, que sumadas a las originadas por la insalubridad, como escabiosis, hongos y hepatitis,  mantienen en riesgo la vida de estas personas.
Leer más

“Yo dejo de de comer para traerle comida a él”

Vienen de sitios distintos, a simple vista parecieran ser muy diferentes, pero tienen más en común de lo que se cree… tienen un familiar detenido en algún centro de detención preventiva. El peregrinar no es fácil para los familiares de los privados de libertad. Deben llevarles sus tres comidas y la bebida, durante toda la semana. En sus manos llevan lo poco que pueden y que les dejan ingresar. Todo va marcado con el nombre de su pariente, esperan con ansias el llamado por parte de los funcionarios para dejar las cosas.
Leer más

La pobreza condena doblemente en Falcón

Los reclusos que conviven hacinados en la Comandancia de Polifalcón, de Coro, no comen siempre. Por lo menos 40 están en condiciones de extrema delgadez. Solo comen por manos amigas, pero esporádicas Historias de muchas limitaciones son las que se escuchan entre los familiares de quienes se encuentran privados de libertad. Sus allegados suelen agruparse en los alrededores de los centros de detención preventiva básicamente en las horas de comida. Deben pasar los alimentos porque el organismo de seguridad que los custodia no dispone de presupuesto para ello. A fin de cuentas, los centros de detención preventiva (CDP) son reclusorios provisionales, pero el retardo procesal los ha convertido en un sistema penitenciario paralelo.
Leer más