Ventana informativa

Ventana Informativa nro. 23

Ventana Informativa N° 23

Septiembre 2020

Presos de la tercera edad
en Calabozos policiales

                                                 PRESENTACIÓN

En Venezuela la crisis social, económica y sanitaria vulnera a más de 4,1 millones de personas mayores de 60 años que perciben una pensión equivalente a casi 2 dólares mensuales, la cual los condena a vivir en  pobreza extrema, si no cuentan con el apoyo de sus hijos y/o nietos. Pero la realidad-país expresada en el éxodo de coterráneos también los ha dejado sin afecto y en muchos casos en abandono. Según un estudio realizado por la Organización Civil Convite a finales de 2019, alrededor de 960.000 adultos mayores se han quedado solos a raíz del éxodo de sus familiares.

 

La pobreza, la falta de trabajo y el consumo de drogas están  creando un cocktail que está propiciando  que personas de más de 60 años infrinjan la ley. En este contexto esta Ventana Informativa N° 23, está dedicada a develar el tema  Presos de la tercera edad en Calabozos policiales.

 

El artículo 231 del Código Orgánico Procesal Penal venezolano establece: “No se podrá decretar la privación judicial preventiva de libertad de las personas mayores de setenta años, de las mujeres en los tres últimos meses de embarazo, de las madres durante la lactancia de sus hijos o hijas hasta los seis meses posteriores al nacimiento, o de las personas afectadas por una enfermedad en fase terminal, debidamente comprobada”.

 

Durante la realización de este boletín, observamos que  la mayoría de los adultos mayores presos en Centros de Detención Preventiva no disfruta  de este beneficio, por lo que viven  sin distinciones  todos los maleficios que conlleva vivir en hacinamiento y carentes de un sistema de justicia expedita. En el sondeo realizado, de manera informal, en los estados Zulia, Táchira, Mérida, Miranda,  Monagas, Nueva Esparta y Aragua para la realización de este boletín,  detectamos  un mínimo de 56 ancianos presos, sin ningún tipo de trato preferencial.

 

Los invitamos a explorar la Visión policial de la comisión de delitos por personas mayores de 60 años, el perfil de los privados de libertad de la tercera edad, a conocer sus historias, qué los llevó a delinquir y  cómo sobreviven dentro de estos reclusorios.

 

LA TERCERA EDAD EN PRISIÓN

Lorena Arraiz / UVL Táchira 

El Título IV De la Conservación y Conmutación de Penas del Código Penal  Venezolano, en su artículo 48, reza lo siguiente: “A los setenta años termina toda pena corporal que hubiere durado por lo menos cuatro años y la que para entonces hubiere durado menos y estuviere en curso, se convertirá en arresto, si es de presidio, o prisión hasta que transcurran los cuatro años”. 

 LOS “PURES” CAEN PRESOS MIENTRAS INTENTAN SOBREVIVIR
Mario Guillén/  Nueva Esparta

Ser una persona de la tercera edad dentro de un Centro de Detención Preventiva (CDP) no es garantía de tener privilegios o tratos preferenciales. En el estado Nueva Esparta la mayoría de detenidos, que pertenecen a este grupo etario, lo hacen por necesidad, porque no tienen qué comer o cómo mantenerse, pero también por delitos como asesinato o actos lascivos. 

ANCIANOS PRESOS: UNA POBLACIÓN INVISIBLE Y DOBLEMENTE VULNERABLE EN LOS CALABOZOS POLICIALES

Jessika Ferrer/ Zulia 

La condescendencia no existe para los privados de libertad de la tercera edad en los calabozos de los centros de detención preventiva en Zulia. Sobrevivir es la meta, les aterra la idea de morir en prisión, aunque sean los más vulnerables por enfermedades degenerativas entre la población reclusa. ¿Cuántos son? No hay un número oficial exacto. Pero los oficiales estiman que exista al menos uno  en cada calabozo de la región.

POLICÍA EN MONAGAS: “PRESO ES PRESO, ASÍ SEA UN VIEJO”

Jesymar Añez Nava/ UVL Monagas 

Maturín.- Llegar a la vejez en Venezuela no es sinónimo de bienestar, así lo hace un cóctel de circunstancias al que ahora se le suma la pandemia del coronavirus. Y si eso es así para los más de cuatro millones de adultos mayores inscritos en el Seguro Social, el panorama no es alentador para los que están encerrados en un centro de detención preventiva del país, donde “preso es preso, así sea viejo”.

PERSONAS DE LA TERCERA EDAD PADECEN ENFERMEDADES Y CONDICIONES DE HACINAMIENTO DENTRO DE LOS CDP DEL ESTADO MÉRIDA.

Elvis Rivas/ Equipo UVL Mérida

CALABOZOS EN ALTOS MIRANDINOS NO TIENEN CONDICIONES PARA ALBERGAR DETENIDOS DE TERCERA EDAD

Pola Del Giudice, Equipo UVL Miranda

 HURTO ES EL DELITO COMÚN ENTRE DETENIDOS DE LA TERCERA EDAD EN VARGAS
Nadeska Noriega Ávila / UVL Vargas

ANCIANOS DETENIDOS SOBREVIVEN POR GENEROSIDAD
DE COMPAÑEROS DE CELDA

Gregoria Díaz / UVL Aragua

Foto Calabozo Polimariño
Foto Calabozo Polimariño
Foto Calabozo Polimariño
Foto Calabozo Polimariño
Foto Calabozo Polimariño
Foto Calabozo Polimariño