Trujillo | Privado de libertad del Conas puede morir por una infección bacteriana

Los familiares presentaron informes médicos que corroboran el estado crítico del detenido | Foto: UVL Trujillo

Un detenido, de 26 años de edad, padece de una osteomielitis crónica debido a una fractura de fémur derecho. Funcionarios le niegan el tratamiento médico mientras está en reclusión y en el Hospital Universitario de Valera lo dieron de alta prematuramente

UVL-Trujillo

Valera.- Alexander Rodríguez, de 26 años de edad, quien permanece privado de libertad en el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana, ubicado en el Eje Panamericano del estado Trujillo, padece de una severa infección bacteriana en su pierna derecha. De acuerdo a la denuncia de sus familiares, hecha durante esta última semana de junio, el joven puede morir si no recibe tratamiento médico urgente.

Empeora en la celda

Rodríguez había sufrido una fractura en el fémur y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. Según los informes presentados por los consanguíneos a Una Ventana a la Libertad, los médicos del Hospital
Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo, situado en Valera, lo trataron con material de osteosíntesis, pero se complicó con una osteomielitis crónica Cierny y Madre IVB. Los declarantes sospechan que esto ocurrió durante la operación realizada por médicos residentes.

Debido a su sufrimiento y por intersección de sus seres queridos, Rodríguez permaneció hospitalizado por varios días, pero con la autorización de un superior los médicos le dieron de alta prematuramente. En consecuencia, los familiares temen que su salud pueda empeorar durante su estadía en las celdas del Centro de Detención Preventiva, en el cual lleva ocho meses a la espera de una sentencia penal.

Se niegan a tratarlo

Igualmente, los denunciantes aseguraron que durante su estadía en el hospital, el personal le negó una atención digna, pues se negaron a tratarlo con medicamentos o ponerle cemento óseo, que habían solicitado previamente a los familiares. Además, los funcionarios del Conas no cuentan con personal capacitado para tratarlo en el CDP y lo dejarán a su suerte. “Ellos son responsables de lo que pueda pasar, pedimos se respeten sus derechos. En el informe está todo, deben tratarlo urgente” expresó indignado uno de los declarantes.

Actualmente, el detenido no tiene movilidad en su pierna y la bacteria debilita su estado de salud. Los familiares solicitan tanto al Ministerio Público como otros organismos del Estado a intervenir de inmediato. Vale mencionar que, junto al detenido del Cicpc- Boconó quien padece del síndrome de Guillain-Barré, este es el segundo caso registrado de privados de libertad en condiciones de salud delicadas y desatendidos médicamente.

Loading

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*