Decapitan a menor de edad recluido en centro socioeducativo de Lara

Decapitan a menor de edad recluido en centro socioeducativo de Lara

Crimen en el Pablo Herrera Campins fue a un joven oriundo de Carora capital del municipio Torres. No se precisa ni la identidad ni motivo claro del ataque

HÉCTOR RODRÍGUEZ

Foto: Cortesía

Un menor de edad, de aproximadamente 15 años, que estaba recluido en el Centro Socioeducativo Pablo Herrera Campins de Barquisimeto estado Lara murió de forma violenta el miércoles 13 de septiembre de 2017 en horas del mediodía. Según informaron familiares de otros privados de libertad, al joven lo mataron unos internos quienes procedieron a decapitarlo usando una tijera.

 

El cadáver del menor fue ingresado ayer a las 7:00 de la noche a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto. La cabeza fue cortada a la altura del cuello y no era la única herida que presentaba el cadáver, pues también tenía un hueco lleno de sangre en la pierna derecha, se presume producto de un objeto punzopenetrante. Las informaciones preliminares sobre la víctima del crimen no precisaban su identificación y algunas personas que se encontraban cerca del también conocido como Retén de El Manzano (llamado así por  ubicarse en una comunidad de la zona sur de Barquisimeto) informaron que el reo era oriundo de Carora, capital del municipio Torres.

El asesinado para el momento del crimen vestía una franela roja, bermuda de jean y ropa interior azul con blanco.

Versiones aportadas por los familiares que se acercaron el día del hecho en horas de la tarde indicaron que el privado de libertad fue decapitado por un grupo de presos que están ubicados en el área conocida como “patio D”. Según las fuentes, al adolescente lo decapitaron con una tijera pues el joven llegó con el objeto en mano, a eso de las 9:00 de la mañana, al “patio D”, dispuesto a cortarles el pelo a los otros reclusos.

“Él ingresó al patio a cortarles el pelo a otros chamos, porque el subdirector del retén lo mandó, pero como ellos no se dejaron lo agarraron y le hicieron de todo”, narró una de las señoras consultadas.

Precisó la mujer que justo cuando lo estaban decapitando, un policía del estado Lara, que fungen como seguridad en el recinto, vio lo que le estaban haciendo y les advirtió que pararan, haciendo caso omiso.

“Vete de aquí antes de que te hagamos esto a ti”, fue lo que le respondió, supuestamente, uno de los matones al uniformado. Al parecer, después que lo decapitaran, envolvieron el cuerpo en una sábana y le cayeron a patadas. Al rato sacaron la cabeza y empezaron a jugar fútbol con ella.

Fue personal de la Fiscalía que les comunicó que el joven era de Carora.

Familiares de otros privados aseguraron que al momento en que el director del correccional se enteró del hecho, se montó en la platabanda del patio junto a una fiscal para intentar dialogar en el conflicto.

Más de cinco horas de zozobra sufrieron los familiares de los jóvenes porque nadie del Retén salió para dar la identidad del muerto.

Tercer decapitado en año y medio

En el Centro Socioeducativo Pablo Herrera Campins de Barquisimeto no es la primera vez que ocurre este tipo de crimen pues desde 2016 se han registrado tres muertes similares, es decir, tres privados de libertad menores de edad han sido decapitados por diferentes motivos.

El 21 de marzo de 2016  los menores recluidos en el Centro se alzaron para exigirles a las autoridades beneficios procesales. Un grupo de 50 muchachos comenzaron a destruir áreas del lugar y se amotinaron hasta el punto que también aprovecharon para cobrar venganza contra un reo de 17 años.

El adolescente decapitado estaba recluido por violación.

Luego, el 12 de abril de 2016, los internos de dos sectores del retén iniciaron una huelga de sangre exigiendo traslados de los mayores de edad que se encuentran allí además de mejor alimentación, fin a los maltratos realizados por los policías regionales y más tiempo de visitas conyugales.

No hay comentarios.

Agregar comentario