Solo si ven que estás delirando de fiebre te sacan

Solo si ven que estás delirando de fiebre te sacan

Testimonio de un preso

Emeregildo Rueda, es el nombre que colocaremos para proteger la identidad de uno de los 70 hombres detenidos que convive en la jefatura del Valle. Nos contó que hace poco en el lado de las mujeres se murió una chama pero que no saben de qué enfermedad. Cuando le preguntamos si tenía conocimiento de algún compañero de celda que tuviera tuberculosis nos dijo que había personas con retención de líquido, un preso con SIDA y gente con gripe, pero que no creía o estaba seguro que alguno padeciera ese mal.

“Aunque el agua sale muy sucia y nos da diarrea,  aquí hay agua las 24 horas del día. No tenemos poceta. Todos nos duchamos y hacemos nuestras necesidades  en la misma letrina. Aquí no hay jornadas de limpieza, lo hace uno mismo cuando se puede, tampoco nunca fumigan. Es habitual que las cucarachas te pasen por encima y tener contacto con aguas podridas. Sin embargo aquí estamos bien en comparación de lo que significa la experiencia de caer detenido en la zona 7 de Petare. Ahí existen unas 2000 personas encerradas y apiñadas en una cueva sin agua, sin aire y sin luz. No hay ni una ventanita.

En la zona 7 solo existe la corrupción. Los fiscales se hacen la vista gorda. A uno le da miedo hablar hasta con ellos porque le cuentan a los policías  y le meten una pela a uno. A lo que llegas te encierran en una celda de castigo de 2 mts. de ancho por 2 mts. de largo junto a otras 70 personas que se hacen las necesidades encima. Al siguiente día te saca el comisario y te extorsiona con 50, 100 o 200$, dependiendo de las condiciones de celda a donde te quieras ir. Los policías lo exprimen a uno como ser humano y nos desmoralizan.

Aquí o allá no nos hacen caso si estamos enfermos. Solo si ven que estas delirando de fiebre te sacan. Siempre nos dicen que no hay carro para traslados a un hospital, pero si hay. Cuando pedimos atención médica nos dicen que les da ladilla.  A nombre de la supuesta reinserción salimos  con la mente más cochina… ¿Plan Salud?, ¿Plan Cayapa? Nada de eso ha ido.

En la zona 7 deben haber como 30 hombres con tuberculosis. En medio de la oscuridad te acompaña una penetrante mezcla de olor a mierda,  orine  rancio, sudor, junto a basura y cloaca. Era uno más apiñado entre hombres que parecen osamentas vivientes. Los escuchaba toser y temblar hasta que conseguí como pagar un traslado para huir de esa pocilga que vuelve loco a cualquiera.

Aquí o allá ya no sabes de qué sufres o padeces o cuán mal puede estar tu salud. Si te da fiebre te queda conformarte con el guarapo o con lo que  lleve la madre de uno”.

No hay comentarios.

Agregar comentario