Murió en El Hatillo presa que tenía una herida e hipertensión

Murió en El Hatillo presa que tenía una herida e hipertensión

Angelica Villalba, una reclusa que estaba detenida en la Policía Municipal de El Hatillo (Polihatillo) desde hace más de un año, murió el sábado 20 de julio en el ambulatorio Jesús Reggeti, debido a dos patologías que tenía.

Angélica Lugo, UVL Gran Caracas 

Un funcionario de Polihatillo explicó a Una Ventana a la Libertad que la presa tenía hipertensión y una herida en uno de los dedos que, según dijo, la mujer se hizo sin querer dentro del calabozo en el que estaba en esa policía municipal.

"Ella tenía hipertensión y tomaba Losartan, con la supervisión de las otras mujeres que están privadas de libertad con ella y se hizo una herida en uno de los dedos sin querer, por lo que la llevamos en cuatro ocasiones al médico. Pero lamentablemente falleció en el ambulatorio. Aunque recibía atención médica y era supervisada, las condiciones en un calabozo no son las mejores para que una persona tenga una herida", manifestó el funcionario de Polichacao.

Angelina Villalba estaba presa por complicidad en robo. Fuentes de Polihatillo explicaron que la mujer trabajaba como señora de servicio en una vivienda que fue robada por unos delincuentes que tuvieron pistas de la residencia a través de ella.

Antes de la muerte de Villalba en Polihatillo habían tres mujeres detenidas. En la actualidad quedan dos reclusas. 

Angelina Villalba ya estaba sentenciada a seis años y ocho meses de prisión, pero no había sido trasladada a una cárcel. Uno de los funcionarios de Polihatillo aseguró que estaban a la espera de unos cómputos para concretar su traslado a un centro penitenciario.

Familiares denunciaron maltratos en la morgue de Bello Monte
Este lunes 22 de julio familiares de Angelina Villalba denunciaron que la mujer había sido maltratada por sus compañeras de prisión en Polihatillo y que, cada vez que la visitaban, le veían hematomas.  

Además denunciaron que el Tribunal 40 de Control ordenó que Villalba fuese llevaba al Hospital de El Llanito, pues había sufrido de un ACV y una trombosis, reseñó el diario El Nacional. Sin embargo, esta no es la versión que dieron las fuentes policiales de Polihatillo. 

La hija de la difunta ha recibido llamadas de amenazas de muerte durante el sepelio de su madre, aseguraron los parientes de la privada de libertad fallecida.

No hay comentarios.

Agregar comentario