Lara: Huelga de sangre de 30 privados de libertad en la GNB

Lara: Huelga de sangre de 30 privados de libertad en la GNB

Con una carta, los presos exigen traslados, más tiempo de visitas y visita conyugal

Privados de libertad que se encuentran en el calabozo número uno del Destacamento de Seguridad Urbana (Desur) de la Guardia Nacional Bolivariana (GN) de Barquisimeto estado Lara se declararon en huelga de sangre porque exigen 8 derechos para cesar el alzamiento que iniciaron la mañana del 8 de octubre de 2018.

En una carta, escrita a puño y letra por los privados y que hicieron llegar a través de los familiares, los presos exigen desde más horas de visita, mejor trato a la hora de entrega de comida, traslados a centros penitenciarios así como a los tribunales de Lara, visita conyugal, teléfonos para comunicarse con sus hijos, en el caso de los enfermos ser llevados al hospital central y emisión de cédulas de identidad.Son un aproximado de 30 privados de libertad que se declararon en huelga.

Según familiares a las 6:30 de la mañana comenzaron a autoflagelarse en brazos y piernas dentro del calabozo, en donde permanecen 78 hombres. Supuestamente las heridas eran bien profundas y debían ser trasladados a centros de salud, pero según versiones de los familiares, los militares le negaban el acceso a la salud. “Solicitamos poder tener 60 minutos en la visita con nuestros familiares y no 20 minutos que es lo que nos dan”, escribieron los reclusos en la carta.

Los familiares de los reclusos estaban ayer en los alrededores del destacamento y pidieron que la Fiscalía 13, con competencia en asuntos penitenciario se acercara al recinto para que vieran en las condiciones en la que ellos estaban.

Otra de las peticiones de los hombres es que quieren que sean sacados temprano a Tribunales, pues aseguraron que los llevan al mediodía y a esa hora difieren las audiencias.

Otro caso que hay en el Desur es que uno de los reos ya tiene la libertad, luego de estar recluido allí un año, pero debe ser trasladado a Fénix para que le firmen la boleta de excarcelación. El padre aseguró que los funcionarios se hacen de la “vista gorda”.

No hay comentarios.

Agregar comentario