Lara: Fallece privado de libertad de Polilara a pesar de recibir atención médica

Lara: Fallece privado de libertad de Polilara a pesar de recibir atención médica

Por shock hipovulemico y hemorragia digestiva muere preso de 29 años que estaba por robo de vehículo en la comisaría de Palavecino de Polilara

A pesar de los esfuerzos que hicieron los funcionarios policiales para evitar que falleciera, un privado de libertad del Centro de Coordinación Policial Palavecino de la Policía del estado Lara (Polilara) murió la madrugada de este 6 de julio de 2019 luego de que fuera trasladado desde los calabozos hasta el ambulatorio, en primera instancia, y luego al hospital central Antonio María Pineda de Barquisimeto. 

Johan Miguel Rondón, según reporte médico hospitalario, indica que murió a causa de un shock hipovulémico y hemorragia digestiva. Este hombre tenía 29 años de edad y se encontraba en este Centro de Detención Preventiva (CDP) desde abril de 2018 tras detenido por cometer el delito de robo agravado de vehículo. Según se logró conocer, Johan fue recibido por los médicos del hospital central con fuertes dolores abdominales además de que evacuaba de forma líquida y con sangre. También presentaba un estado de desnutrición bastante avanzado. 

Detallan fuentes cercanas al hospital que el privado de libertad manifestó sentirse mal desde el lunes primero de julio y de inmediato, los funcionarios en custodia ese día lo llevaron en una patrulla hasta el ambulatorio Don Felipe Ponte de Palavecino para que le brindaran atención médica inmediata. Este traslado también lo realizaron en presencia de los familiares del preso quienes fueron contactados por los policías apenas Johan manifestó su malestar. 

En el centro de salud que se ubica a unos 1,42 kilómetros del CDP, un médico de guardia lo atendió por el dolor abdominal y alertó sobre la pérdida de peso que sufría. Según se conoció por fuentes policiales, el especialista indicó que debían realizarle varios exámenes sanguíneos para determinar la causa de su malestar además de que debían chequearle a través de un ecosonograma abdominal y rayos X de tórax que fueron costeados por toda la comisaría y la comisionada Arelys Suárez debido a que los familiares habían expresado no poseer los recursos para costear todos lo que requería el privado de libertad. 

A la espera de los resultados, el jueves 4 de julio Johan seguía con el malestar hasta que el viernes en horas de la noche hizo expresar más su malestar y nuevamente los funcionarios procedieron a trasladarlo hasta el ambulatorio y después de allí lo llevaron al Antonio María Pineda pero ya su condición era muy grave. 

En el CDP los funcionarios se mostraron muy sorprendidos por cómo se vio afectado Johan pues, según se conoció, estaban en trámites para otorgarle un beneficio y estuviera en recuperación en su vivienda. También el asombro se debe a que Johan se vio beneficiado de varias jornadas sociales y médicas que habían realizado recientemente en el centro policial.  

Los familiares, al ser de bajos recursos, tramitaron los servicios funerarios y entierro con ayuda de los policías que la alcaldía de Palavecino quienes costearon todo.

No hay comentarios.

Agregar comentario