Cicpc Delegación Maracay es el organismo con más denuncias por agresiones y abusos

Cicpc Delegación Maracay es el organismo con más denuncias por agresiones y abusos

Comunidad LGBT esconde su orientación sexual para evitar violencia en los centros de detención

Gregoria Díaz, UVL Aragua.

Los centros de detención preventiva en el estado Aragua, albergan diversidad de personas. Una gran cantidad de ellos, con delitos menores y que permanecen encerrados a causa del retardo procesal. Muchos, son miembros de la comunidad LGBT, pero la mayoría procura no mostrar abiertamente su condición sexual porque ello significa, más rechazo y agresiones dentro de los centros de detención.

Golpes, ofensas, burlas,  son solo algunas de las violaciones a sus derechos, denunciados especialmente contra funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, CICPC delegación Maracay, ubicado en Caña de Azúcar, en el municipio Iragorry del estado Aragua.

Hernán Díaz  se identifica como  representante de la comunidad LGBT. Visita a su compañero sentimental en la sede policial. Al principio se hacía pasar por su hermano, pero tras las cortas visitas de apenas diez minutos y bajo amenaza, debieron admitir su homosexualidad

 "Fue golpeado con una funda mojada y lo amenazaban con violarlo con un palo de escoba. Le dicen mariquita y para que le entreguen la comida que le llevo a diario, también debo llevarles comida a los  funcionarios todos los días. Ya no se meten con él, pero a veces le dicen que me matarán, sino colabora. Por eso se dedica a la limpieza de los baños".

La pareja de Díaz, está  detenido por tráfico de drogas. Lleva diez meses encarcelado y solo ha tenido la audiencia de presentación. A ese primer delito, le han sumado el de robo, por lo que su situación es más complicada ahora.

Otras denuncias en contra de miembros de la comunidad LGBT que se encuentran detenidos, se dejan escuchar.  Pero estas son anónimas. Muchos de ellos temen denunciar, porque son amenazados con represalias contra sus familiares o parejas, o contra ellos mismos.

Entre los ataques de los que son víctima dentro del CICPC, cuentan los amarres de las manos, los obligan a vestirse de  mujer y burlas constantes. Esto, en el caso de los hombres homosexuales. En las mujeres la situación es más grave,  pues hay denuncias de actos lascivos y   hasta intentos de violación en su contra.

Los detenidos han encontrado en sus familiares  y particularmente en representantes de iglesias evangélicas, la única posibilidad de denunciar estos ataques y agresiones homofóbicas que padecen dentro de los centros de detención.

El CICPC delegación Maracay, así como los centros de detención ubicados en el municipio Mariño del estado Aragua y que dependen de la Policía del estado, son los centros más denunciados por estas prácticas homofóbicas.

Familiares y amigos de los detenidos pertenecientes a la comunidad LGBT, insisten que lo mejor es mantener en secreto su orientación  sexual "para poder vivir en ese infierno".

No hay comentarios.

Agregar comentario