Ultimaron a otro reo caraqueño en cárcel de Puente Ayala

Ultimaron a otro reo caraqueño en cárcel de Puente Ayala

Por Yraida Núñez

El Tiempo

Foto: José Morales

Las secuelas de la reyerta por el fallido “cambio de gobierno” se sintieron el pasado jueves en el Internado Judicial José Antonio Anzoátegui, conocido como Puente Ayala, de Barcelona.

El recluso Franklin Joel Araujo Marín, de 22 años, nativo de Caracas, caminaba en la cárcel cuando otro reo le efectuó un disparo en la cabeza y en el hombro derecho.

Los restos del veinteañero fueron ingresados en la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), en el sector capitalino Tronconal III.

Allí el ama de casa Elexida Valbuena, acompañada de unos parientes, comentó que a las 2:00 pm del jueves le avisaron que habían baleado a su sobrino Franklin en el penal.

Al preguntarle por qué estaba arrestado el joven, la mujer manifestó que no iba a dar más declaraciones.

Otra fuente dijo que Araujo purgaba una condena por robo en la cárcel de El Rodeo, estado Miranda, de donde lo trasladaron hace cuatro meses a Puente Ayala.

Imputados

En la reyerta de este martes 25, unos presos conocidos como “los caraqueños” trataron de tumbar del pranato al grupo de “badúa”. La pelea dejó 12 internos muertos a tiros, cuchilladas, golpes y ahogados, además de 11 heridos.

La página web del Ministerio Público informó que en la audiencia de presentación los fiscales 42° nacional y 20° de Anzoátegui, Marcos Hernández y Luis Galindo, respectivamente, imputaron a 10 reos de la trifulca por homicidio calificado por motivos fútiles y alevosía en grado de complicidad correspectiva.

Responden a los nombres de Jesús Figuera Marcano, Maikel Rojas, Luis Gregorio Contreras, Javier Muñoz, Gilbert Gesbeth Domoun, Francisco Noriega, Eliézer Barreto, Alejandro Tiburcio Rondón, Kelvin Romero y Yeisen Pérez.

Tras evaluar los elementos de convicción y a solicitud de la Fiscalía, el Tribunal 1° de Control de Anzoátegui ordenó que los imputados permanezcan privados de libertad.

No hay comentarios.

Agregar comentario