Muere deshidratado recluso en Policía de Monagas

Muere deshidratado recluso en Policía de Monagas

Un recluso de la policía del estado Monagas, al nororiente de Caracas, fue encontrado muerto en horas de la madrugada de este sábado, 27 de mayo. Los compañero de celda observaron que el joven de 27 años tenía un color pálido en su cuerpo y por ello dieron aviso de lo que ocurría a los custodios de las caldas.

Abraham José Idrogo Toledo no estaba respirando cuando llegaron los funcionarios de Polimonagas. El muchacho estaba acostado en posición fetal en el momento en que los policías entrando al calabozo, fue sacado al patio de la comandancia para que le diera aire, pero ya había fallecido.

Los funcionarios de seguridad dieron parte al Servicio Nacional de Ciencias y Medicina Forense (Senamecf) para que fuera a retirar el cadáver. De acuerdo al informe preliminar, Idrogo falleció por una deshidratación aguda.

Se desconoce el delito por el cual estaba siendo procesado el joven, pues los funcionarios no quisieron precisar detalles sobre su caso. Tampoco se encontró registro alguno en la web. Se supo que el muchacho residía en el sector San Vicente, parroquia homónima ubicada en la zona oeste del municipio Maturín, capital de Monagas.

La muerte del recluso ocurre dos días después que un grupo de familiares denunciara al diario local El Periódico de Monagas que en ese centro de reclusión preventiva, los privados de libertad siguen hacinados y que aunque no tienen datos precisados, algunos tienen lechina y escabiosis producto de las fallas en el suministro de agua potable.

La población reclusa en la Policía del estado Monagas es de 400 internos, según la última información recaba el mes pasado por Una Ventana a la Libertad. El recinto tiene una capacidad para 80 detenidos, por lo que el hacinamiento alcanza 500 por ciento.

Nota de Prensa

Una Ventana a la Libertad

No hay comentarios.

Agregar comentario