Maternidad y hacinamiento: El drama del embarazo en prisión

Maternidad y hacinamiento: El drama del embarazo en prisión

Por Angélica Lugo

Hispano Post

Los presos que están en centros de detención preventiva en Venezuela esperan sus cupos para cárceles en condiciones infrahumanas. Las reclusas embarazadas no están exentas. HispanoPost visitó cinco calabozos policiales ubicados en los estados Carabobo, Miranda y Distrito Capital donde entrevistó a cinco presas embarazadas y a una reclusa que sólo amamanta a su hija de siete meses cuando sus familiares la llevan a la comisaría.

Las fuentes policiales consultadas para esta investigación explicaron que no cuentan con el apoyo del Estado para atender las emergencias que se les han presentado con presas embarazadas. Algunos funcionarios han logrado medidas humanitarias para que estás reclusas amamanten con la figura de arresto domiciliario, mientras que otros jefes de estaciones policiales no saben qué hacer con estos casos, pues aunque los internos deben estar en estos centros preventivos por 48 horas, hay reclusos que tienen más de dos años esperando un cupo para un centro de detención preventiva.

El hacinamiento en las prisiones es la principal crisis del sistema carcelario en Venezuela. Aunque la ministra de Servicio Penitenciario, Iris Varela, asegura que en las cárceles hay 56.000 presos, el defensor del pueblo, Tareck William Saab, advirtió que en los centros de detención preventiva hay 33.000 reclusos esperando cupos de traslado para penales.

No hay comentarios.

Agregar comentario