Esquizofrénico murió en calabozo de Polimaracaibo por falta de atención médica

Esquizofrénico murió en calabozo de Polimaracaibo por falta de atención médica

Una denuncia desde la avenida 3F, entre calles 84 y 85, cerca del antiguo hotel Granada en Maracaibo, alertó a oficiales de la Policía municipal de Maracaibo (Polimaracaibo) que Mario Antonio Dugarte, de 57 años, había atacado a su madre, de 90, con un machete. El agresor sufría de esquizofrenia y no había ingerido sus medicamentos.

Los vecinos indicaron que el hombre pretendía asesinar a su madre, por lo que procedieron a darle una golpiza. Posteriormente, la policía llegó al lugar para resguardar su integridad física. Lo montaron en una patrulla, lo llevaron hasta el comando policial en la Vereda del Lago de la ciudad, y a su madre, le brindaron atención médica. Cosa que nunca le prestaron a Dugarte, pese a que está establecido en la ley.

Dugarte, con sangre brotando de su nariz, ingresó a los calabozos a las 9:00 de la mañana, 24 horas más tarde amaneció muerto entre los demás presos.

Un investigador de la Policía científica aclaró que la autopsia arrojó que murió por los golpes que le dieron en la vecindad.

Un abogado acotó que la actuación policial estuvo fuera de los parámetros de la ley, “al conocer que tenía una condición médica, debían prestarle más ayuda que a cualquier delincuente en sus cabales”.

No hay comentarios.

Agregar comentario