Dos detenidos son decapitados en calabozos de la comandancia general de la Policía de Lara

Dos detenidos son decapitados en calabozos de la comandancia general de la Policía de Lara

lunes, 12 de septiembre de 2016

Jesús Alberto Yajure

Barquisimeto.-  Dos reos que se encontraban detenidos en la comandancia general de la Policía de Lara fueron decapitados por sus compañeros de celda el pasado domingo 11 de septiembre.

Los cuerpos fueron luego hallados por funcionarios de la Policía de Lara y trasladados hacia la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda.

Edinson José Chirinos Chirinos, de 25 años; y Miguel Ángel Gutiérrez Catarí, de 20 años, se encontraban en detención preventiva en un calabozo de esta instalación policial por delitos de robo agravado y homicidio. Sus cuerpos fueron decapitados y desmembrados por otros reclusos.

Chirinos, uno de los fallecidos, fue detenido el 14 de marzo de 2011 en compañía de otro individuo tras haber sido señalado cometer un robo con un revólver calibre 38 milímetros. Fue acusado por los delitos de robo agravado y porte ilícito de arma.

Este hecho ocurrió en la carrera 4 entre calles 14 y 15, en la población de Duaca, municipio Crespo, según reseña el portal web del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Las autoridades confirmaron que los homicidios de los dos reos ocurrieron después de una riña en el calabozo número uno de la sede principal de este cuerpo de seguridad.

Versiones no confirmadas y reseñadas por medios locales indicaron que la revuelta fue causada tras una disputa por el cobro de una deuda de drogas.

Edilberto León, secretario de seguridad y orden público, detalló en una rueda de prensa este lunes (12/09/2016) que el hacinamiento y sobrepoblación en calabozos de la Policía de Lara alcanzan 300% y afirmó que hay más de 1.150 detenidos que se encuentran presos en las comisarías.

León también pidió apoyo a la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, para que autorice el traslado de los procesados hacia los recintos penitenciarios y resaltó que más de 1.500 funcionarios han abandonado sus funciones de patrullaje para dedicarse a la custodia de reclusos en comisarías y tribunales.

No hay comentarios.

Agregar comentario