Decapitan a detenido en calabozos de la Policía de Lara

Decapitan a detenido en calabozos de la Policía de Lara

jueves, 17 de noviembre de 2016

Carlos Luis Valera Aguilar, de 27 años, fue hallado muerto el martes 15 de noviembre en la mañana en una celda de la comisaría de Barrio Unión, al oeste de Barquisimeto. Reclusos le cortaron la cabeza, le abrieron el abdomen y cocinaron partes de sus órganos.

El cuerpo de Carlos Luis Valera Aguilar tenía al menos veinte puñaladas en el torso. La cabeza había sido separada del cuello, tráquea a la vista. En el abdomen, los reclusos de un calabozo en la comisaría de Barrio Unión, al oeste de Barquisimeto, habían abierto un gran tajo a través del cual extrajeron pedazos de su carne.

Cuando los funcionarios de la Policía de Lara entraron el martes 15 de noviembre en la mañana para un conteo de rutina encontraron un gran reguero de sangre, chuzos y varias armas punzo cortantes.

Valera Aguilar tenía 27 años y había sido trasladado hace 8 meses desde Quibor, en el municipio Jiménez, hasta Barquisimeto por problemas con otros reclusos. Además tenía un abultado prontuario que incluía los delitos de homicidio, secuestro, robo agravado,
extorsión, asociación para delinquir, porte ilícito de arma de fuego, uso de adolescente para delinquir, según informó en rueda de prensa Luis Rodríguez, director de la Policía de Lara.

Familiares que se congregaron frente a la comisaría de Barrio Unión y demandaban información sobre sus allegados detenidos. Medios impresos locales reseñaron que un grupo de mujeres se quejó de los funcionarios, quienes presionaban para que desalojaran las entradas de la sede. El cuerpo de Valera Aguilar fue trasladado por la tarde a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda.

La versión oficial de este hecho ofrecida públicamente por Rodríguez apunta a que Valera Aguilar intentó imponerse como jefe del calabozo y un grupo de reclusos decidió asesinarlo negándose a aceptar su autoridad. Fuentes en la Policía de Lara indicaron, en cambio, que Valera Aguilar fue descubierto robando alimentos de otros detenidos, en lo que se considera una infracción imperdonable en las cárceles.

Cinco fotografías de la escena del crimen a las que se tuvo acceso muestran el cuerpo decapitado de Valera Aguilar y restos de carne roja colocados en una bandeja plástica junto al cadáver. En otra gráfica se observa también una cocinilla eléctrica de dos quemadores y junto a esta una olla con piezas de carne cocinada.

Rodríguez  aseguró que había 64 detenidos en la instalación (CCP Barrio Unión), de los cuales 44 serán investigados por el Ministerio Público por su supuesta participación en el crimen.

Reiteró en que el Cuerpo de Policía de Lara continúa enviando comunicaciones a la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, para que regularice los traslados de reclusos y precisó que 1.197 detenidos permanecen en custodia de este organismo.

Nota de Prensa
Una Ventana a la Libertad

No hay comentarios.

Agregar comentario