Con escabiosis se están infectando los presos en el Comando Zonal 21

Con escabiosis se están infectando los presos en el Comando Zonal 21

Por Miriam Bustos

La Nación

Pese a que hace poco días, a raíz de una denuncia que se hizo por este medio de comunicación, más de la mitad de los privados de libertad que estaban hacinados en el estacionamiento de motocicletas del Comando Zonal 21  fueron trasladados al Centro Penitenciario de Occidente,  aún permanecen  un número mayor a los 50 presos en precarias condiciones e infectados con escabiosis, enfermedad popularmente conocida como sarna.     

La información la  corroboró una fuente judicial que indicó que  el mismo hacinamiento en que se encuentran los reos ha provocado que la enfermedad repunte y se expanda rápidamente entre ellos, por cuanto aún siguen encerrados en las “jaulas” de las patrullas al menos 12 personas por vehículo.

En cuanto a las femeninas, dijo la fuente, son dos procesadas  que mantienen encerradas en una cava, en el mismo  estacionamiento de la instalación militar. Tanto ellas como los demás presos tienen tiempo allí, procesados por delitos muy distintos a los que les sindicaban a los más de 50 trasladados recientemente al CPO, que fueron detenidos en protestas.     

Aseguró la fuente judicial que los familiares de los presos  procuran asistirlos de alguna manera, llevándoles todo tipo de ungüentos, remedios caseros, incluyendo azufre, pero que son fármacos que ahora no son fáciles de conseguir los que  realmente pueden eliminar los ácaros que producen la enfermedad, que crece por la misma situación que están pasando, pues solo les permiten salir del encierro y bañarse una vez por día.

En estas condiciones –consideró- difícilmente los presos tienen la posibilidad de eliminar la enfermedad, cuyos ácaros y bacterias se reproducen en ambientes insalubres y se contagia por contacto de piel a piel, aumentando  su radio de acción en temperaturas altas, como ocurre dentro de las “jaulas” en días calurosos.

Sobre las damas detenidas no aseguró, pero dijo que no descarta que también estén afectadas con esta enfermedad, que se agudizó el último mes y medio cuando se presentó una súper sobrepoblación de privados de libertad, con las aprehensiones de los llamados “guarimberos”.

Esta situación llevó a que se congestionara el área utilizada para estacionar las motos militares, cuyas jaulas llegaron a meter hasta 17 personas, lo que provocó que un día después de publicarse la denuncia, con apoyo de Defensoría Pública, agilizaran los trámites para el traslado de al menos ese grupo  de personas detenidas durante las protestas de calle. 

Hace unos pocos meses, un incontrolable brote de piojos entre los detenidos llevó a las autoridades a tomar la decisión de  raparles la cabeza, acabando de plano con ellos, todo esto producto del hacinamiento al que están siendo expuestos.

También en el CICPC

Por su parte, la semana pasada, Daniel Gerardo Pérez,  secretario de la junta directiva del Colegio de Abogados del estado Táchira, denunció, en torno a esos  traslados, que “fueron llevados hacia el Centro Penitenciario de Occidente, violando el artículo 241 del Código Orgánico Procesal Penal que es claro que el lugar de reclusión lo debe establecer el juez natural de la causa (…)”.

Y además agregó que en los calabozos del CICPC también se estaría presentando una situación muy similar a la del Comando de Zona 21, tanto en insalubridad como en hacinamiento y una epidemia de sarna.   

“La denuncia que hemos hecho en varias oportunidades de la violación de derechos humanos en el CICPC delegación San Cristóbal se ha agravado. Actualmente hay más de 290 personas allí, y el lugar es tan pequeño que tienen que dormir parados, tienen que turnarse para dormir de pie; y además de ello, hay una epidemia de escabiosis entre ellos, que no sólo se le ha pegado a los privados de libertad, sino a los funcionarios que los están custodiando”, aseguró.

Por lo tanto –pidió el abogado- les hacemos un llamado a los jueces de Primera Instancia en Funciones de Ejecución del Circuito Judicial Penal del estado Táchira, al igual que a la Fiscal del Ministerio Público con competencia penitenciaria, para que verifique esta denuncia, para que verifique y constate que se está cometiendo esta violación de derechos humanos”.

No hay comentarios.

Agregar comentario