Monagas | Recluso del Cicpc muere con síntomas de tuberculosis en Maturín: funcionarios habrían negado ayuda médica

Fotos: Cortesía

Luis Armando Lima tenía dos meses detenidos. Su familia sólo podía verlo durante cinco minutos cada quince días. Exigen justicia 

Equipo UVL Monagas

Maturín.- Un privado de libertad falleció con síntomas de tuberculosis en Maturín, capital del estado Monagas, al oriente de Venezuela. El deceso ocurrió este miércoles, 22 de febrero, en un calabozo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

La víctima fue identificada como Luis Armando Lima, quien tenía 54 años. De acuerdo con la versión de su hermana, Lima tenía dos meses detenido por un delito que supuestamente no cometió.

Carol Lima conoció sobre el deceso de su hermano después de que la furgoneta del Cicpc salió de la sede, ubicada en la avenida Bella Vista, en la zona oeste de Maturín. Y llegó a la morgue del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar.

Su hermano tenía fiebre, malestar general y los huesos le dolían. Hablaba poco y estaba débil. Además, estaba delgado y “no era por falta de comida, porque a él le traíamos todos los días sus alimentos”, aseguró la mujer.

Antes de que muriera, Carol pudo ver a Luis Armando durante cinco minutos la mañana de este miércoles. “Le expliqué que hablaría con el abogado para buscar la forma de llevarlo hasta el hospital y él me pidió que lo hiciera”, contó.

Sin embargo, el preso no resistió. “Se agravó esta semana. Él estaba detenido junto a otros hombres que están enfermos”, denunció la mujer desde el hospital de Maturín.

Preso advirtió enfermedad en una carta

Desde el centro asistencial, Carol mostró las cartas que un preso que se hizo amigo de su hermano les enviaba informando sobre la situación de Luis Armando.

En una hoja con el logotipo de Petróleos de Venezuela y con fecha del 22 de febrero de 2023, el recluso pide ayuda rápida para Lima, pues estaba descompensado. Al mismo tiempo, el recluso le dice que se atreve a comunicar lo que ocurre a pesar de que Lima le pidió no hacerlo.

“Cariño ve necesito que hables con tu mamá y tus tías para que hablen con alguien para que saquen a Lima de aquí lo más pronto posible, él está demasiado mal, él no quería que yo les dijera nada”, se lee en el texto.

Al parecer, los mismos presos pidieron ayuda a los funcionarios del Cicpc y estos se negaron. “Que se muriera, que eso no importaba, uno más o uno menos”, escribió el detenido al referirse sobre la solicitud de apoyo y la respuesta que recibieron.

En el tiempo que estuvo detenido, Luis Armando Lima sólo vio a su familia 4 veces, 20 minutos en total, pues la directiva del Cicpc sólo permite visitas cada 15 días por 5 minutos.

Loading

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*