Mérida: Liberan a activista de DD.HH. acusada de ayudar a menor de edad presuntamente violada a abortar

Fotos: Cortesía

Vanessa Rosales estuvo detenida en el CICPC de Mérida y posteriormente en arresto domiciliario hasta este 21 de julio. Durante el mes de enero, la defensa señaló que la joven padeció las condiciones de hacinamiento y otros problemas por los que atraviesan los centros de detención preventiva, CDP

Texto: Elvis Rivas

La activista de derechos humanos Vanessa Rosales fue liberada este miércoles 21 de julio luego de permanecer nueve meses privada de libertad por su vinculación de ayudar a una menor de edad a interrumpir su embarazo producto de una presunta violación.

“Ella estuvo detenida en el CICPC desde el 12 de octubre de 2020 hasta el 11 de enero de este año cuando recibió una medida de casa por cárcel”, señaló la presidenta de la ONG 100%Estrógeno, organización que anunció en Twitter que “Vanessa Rosales está libre”.

La joven fue liberada luego de la audiencia preliminar que se llevó a cabo en el Circuito Judicial Penal del estado Mérida. Por su parte, la ONG Provea indicó en la red social Twitter que “Rosales nunca debió estar presa por ayudar a abortar a una niña de 13 años luego de que fuese víctima de una violación”.

Durante el mes de enero, representantes de   Rosales señalaron que la joven padeció las condiciones de hacinamiento y otros problemas por los que atraviesan los centros de detención preventiva, CDP, que actualmente son objeto de una evaluación que lleva a cabo la comisión delegada por la Asamblea Nacional para la “Revolución del Sistema Judicial”, con el fin de descongestionar estos recintos que según familiares de los privados de libertad se habrían convertido en “pequeñas cárceles” que no están acondicionadas para la permanencia de presos por largos períodos de tiempo, lo cual viola los derechos humanos de estás personas.

Loading

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*