Lara | En tribunales piden desde bombillos recargables hasta pañales para atender casos de presos

A diario se ven decenas de familiares de privados de libertad en los alrededores del Circuito Judicial intentando hacer trámites penales | Foto: Equipo UVL Lara

Familiares de privados de libertad denuncian trabas y burocracia en los tribunales de ejecución

“Hojas blancas, lapiceros, alcohol, tapabocas, bombillos recargables, pañales desechables para niños y adultos, recarga de toner para imprimir…sabrán ellos (funcionarios de tribunales) para qué piden eso, pero familiar de preso que no lleve eso no lo atienden, no buscan el expediente o lo dejan de último”. 

Con mucha molestia y denunciando la experiencia que sufrió, la señora Gloria Castillo narró al equipo de Una Ventana a la Libertad (UVL) cómo reina la burocracia, el tráfico de influencia y “la pedidera” en los tribunales de ejecución 1, 2, 3 y 4 del Circuito Judicial del estado Lara. 

Castillo llegó a Barquisimeto, capital del estado, proveniente del sector Taguayure del municipio Torres (a unas tres horas de viaje por carretera) para iniciar el proceso de redenciones de pena que le corresponden a su hijo que está privado de libertad en el Centro Penitenciario David Viloria, que se ubica al norte de la ciudad crepuscular.

“Mi hijo está pronto a cumplir 75% de su pena en el penal y como familiar me toca actualizarle los cómputos y solicitar las redenciones, pero aquí en tribunales he hecho muy poco. Aquí todo se mueve con regalías y conocidos. La burocracia es muy grande y demasiados familiares vienen a perder el tiempo porque no los atienden” expresó la mujer minutos después de salir del tribunal de ejecución numero dos donde fue atendida sin mayores resultados. 

A la denuncia de Castillo se le unieron las quejas de esposas, madres y hermanas de otros presos que también estaban fuera de la sede judicial y confirmaron la situación. Detallaron que los tribunales de ejecución, apenas atienden dos días a los parientes de presos mientras que otros dos días reciben a los reclusos.

“Hay tribunales de ejecución que apenas atienden a 20 personas entonces hacen un sorteo de cédulas así como un bingo. Afuera de tribunales recogen las cédulas de todos los que están ahí, las meten en una caja y quienes salgan son los que atienden. No importa nada. Uno pierde tiempo y los presos pagan más pena de la que les corresponde” es otra denuncia que hizo Paola Bernal, quien tiene a su hermano en David Viloria. 

Los tribunales de ejecución son los que más demanda de familiares de presos tienen pues éstos son los que realizan trámites como la actualización y contabilización de los cómputos (tiempo en que la persona permanece privada de su libertad), redenciones, revisión de un médico forense, otorgamiento de permisos para revisiones médicas, documentación de identificación y hasta la revisión de expedientes para solicitudes de antecedentes, extinción  de pena entre otras cosas.  

Loading

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*