Falcón | Detenidos del CICPC inician una huelga de hambre 

Foto: Cortesía de La Mañana Digital

Le dijeron a sus familiares que los habían movido de CDP como forma de castigo 

Irene Revilla | Equipo UVL- Falcón 

Seis privados de libertad que permanecen en el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalisticas delegación municipal Churuguara, en el municipio Federación del estado Falcón, iniciaron una huelga de hambre este martes 21 de mayo y que mantienen hasta este jueves, para exigir su traslado al sitio de reclusión donde estaban detenidos en Coro, capital del estado. 

Familiares contaron este jueves que ya cumplieron 36 horas en huelga de hambre, por lo que sus madres, acudieron al Ministerio Público en Coro e introdujeron un escrito para exigir que sean devueltos a su CDP porque en Churuguara no tienen familia, además que la sede no tiene Centro de Detención Preventiva.

Declararon con pancartas desde las afueras de la sede del Ministerio Público, que estaban recluidos en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas delegación municipal Coro y fueron trasladados a la Sierra Falconiana sin avisar ni a sus familiares ni a los abogados.

Además solo reciben una comida al día, no les permiten visitas, tampoco han dejado pasar medicamentos y están en peores condiciones. Sus familias denunciaron que ya tienen un mes en esa lucha y no han tenido respuestas.

Fabiely Camacaro, madre de uno de los detenidos denunció que el traslado se hizo sin información y los familiares se enteraron posteriormente a eso. Además que las condiciones están peor, lo que ha ocasionado que se infecten con escabiosis, hay uno de ellos que ya pasó por un proceso de tuberculosis y su hijo es asmático.

“Queremos que nuestros hijos los trasladen otra vez para Coro porque a ellos los movieron arbitrariamente para el Cicpc Churuguara, pero aquí es donde tienen el apoyo familiar y se les están violando sus derechos”, dijo.

Han tenido que pagar a una tercera persona para que les lleven la comida. Dos del grupo de seis, han tenido audiencia y tienen que pagar hasta 30 dólares para pagar la gasolina y que los puedan trasladar a los tribunales cuando les toca la audiencia.

“Yo no sé cómo está mi hijo porque no me lo han dejado ver. La Defensoría del Pueblo sabe del caso y les informó que no tienen las condiciones para tener detenidos allá, sin embargo no los han traído. Por eso fuimos al Ministerio Público para que nos ayuden”.

Preocupada comentó que este jueves, solo les pasaron panela y agua porque los detenidos no detendrán la huelga de hambre hasta que no se resuelva este problema.

Loading

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*