En Lara algunos privados de libertad se refugian en la religión para no sucumbir en crisis emocionales.

19 marzo, 2021 Coordinación Editorial 0

Para los privados de libertad que se encuentran en los Centros de Detención Preventiva (CDP) y cárceles del estado Lara, mantener una salud mental estable y sin ningún tipo de crisis es una tarea titánica. Las condiciones de los calabozos, el hambre, las enfermedades, el retardo procesal y, en algunos casos, el maltrato de los funcionarios de seguridad juegan en contra de las emociones y es por ello que muchos de los reos se albergan en la fe o la religión para no perder los cabales.

En Mérida privados de libertad y familiares padecen trastornos psicológicos

19 marzo, 2021 Coordinación Editorial 0

Los merideños no escapan a los efectos y consecuencias de los problemas por los que atraviesa el país. En el ámbito carcelario la situación resulta ser mucho más complicada para quienes están privados de libertad en las cárceles y Centros de Detención Preventiva (CDP) de la entidad. Los problemas políticos, económicos y sociales durante las últimas dos décadas, de una u otra forma se reflejan en las condiciones deplorables de vida de quienes se encuentran tras las rejas.

Presentación

19 marzo, 2021 Coordinación Editorial 0

Existe una conexión entre la mente, el comportamiento y el cuerpo. Vivir encerrado, sin fecha de libertad, en un oscuro y pequeño calabozo policial, carentes desde agua hasta de un poco de aire fresco para respirar, sin privacidad ni espacio para dormir, rodeado de la mezcla de hombres o de mujeres o de ambos sexos sanos, enfermos, violentos, no violentos, que exudan los padecimientos del cuerpo y del alma es traumático para cualquier ser humano. Los reclusos sufren una secuencia de maltratos y de trastornos que terminan en depresión, ansiedad y sacando lo peor de ellos en conflictos intracarcelarios.

Alertas y Notas de Prensa UVL Febrero 2021

19 marzo, 2021 Coordinación Editorial 0

# Fecha Alerta o nota de prensa Título Enlace Estado 01 1 Alerta Lara: Tras fuga de 3 presos, detienen a funcionario de la PNB http://unaventanaalalibertad.org/alertas/lara-tras-fuga-de-3-presos-detienen-a-funcionario-de-la-pnb/ Lara 02 1 Alerta Familiares de detenidos en el Cicpc San Carlos denuncian hacinamiento […]

Reclus@ en Caracas: “La bipolaridad me está enloqueciendo porque de la nada me dan unos cambios de humor increíbles”

19 marzo, 2021 Coordinación Editorial 0

A sus 23 años de edad “La Uva” enfrenta una doble condena en un centro de detención preventiva de Caracas. Desde el 20 de febrero de 2019 está detenida por presuntamente estar involucrada en el homicidio de su cuñada. Además del hacinamiento y del retardo procesal, ésta detenida, sufre por sentirse presa en un cuerpo que no se corresponde con la identidad de género con la que se identifica. Ella asegura que es una persona andrógena, pues en la mayoría de sus días se siente niña, aunque nació niño.

La estadía del privado de libertad en los sistemas penitenciarios es una situación muy difícil de sobrellevar

19 marzo, 2021 Coordinación Editorial 0

El hecho de estar privado de libertad trae consigo consecuencias psicológicas importantes. Estas pueden ir desde el plano afectivo hasta el plano cognitivo, emocional y de hecho, puede afectar la percepción que el privado de libertad tenga sobre la situación. Todo esto va a provocar una tensión emocional dentro del ambiente penitenciario y, además, se requiere de esa capacidad de adaptación y de resiliencia que realmente es bastante difícil de lograr en ese tipo de ambientes para poder soportar el despojo de los símbolos exteriores, familiares y propios que tenga una persona privada de libertad. Así lo expresó la psicóloga Betsy Mora quien explicó sobre cómo pueden llevar los detenidos, desde el punto de vista psicológico, su permanencia y su relación familiar.

Familiares de privados de libertad en Miranda piden evaluaciones psicológicas ante consecuencias de la cuarentena por el covid-19

19 marzo, 2021 Coordinación Editorial 0

Familiares de los privados de libertad que se encuentran recluidos en Centros de Detención Preventiva (CDP) de las subregiones Guarenas-Guatire y Barlovento, ambas en el extremo este del estado Miranda, solicitan al Estado venezolano que se incluyan jornadas de atención psicológica para los detenidos, con el propósito de canalizar las emociones que han acumulado durante este primer año que se cumple desde que el COVID-19 fue declarado pandemia y se decretó la cuarentena en Venezuela.

Según preso brasileño que pidió no ser identificado: “En una cárcel de Brasil no tendría las mismas comodidades que aquí, pero si justicia”

29 enero, 2021 Coordinación Editorial 0

Afuera algunos están trabajando la latonería y pintura en unos carros, adentro del centro de detención no hay mucha bulla a pesar de haber 1.200 presos. Huele a cloro, dos reclusos limpian con sumo cuidado los pisos de la entrada. En las paredes hay distintos mensajes bíblicos. Mientras caminamos escuchamos constantemente: “Dios le bendiga”. “El señor le bendiga”, por parte de los que son cristianos.

En Vargas el tráfico de drogas es el delito que mantiene a extranjeros en Centros de Detención Preventiva

29 enero, 2021 Coordinación Editorial 0

El hacinamiento, el retardo procesal y la inacción del Estado venezolano por cumplir con la garantía de los derechos de los privados de libertad, son tres variantes que enfrentan los venezolanos recluidos en los Centros de Detención Preventiva (CDP) de Venezuela. Una realidad difícil y dura, que se hace mucho más delicada cuando se es extranjero, especialmente en un sistema en el que los reclusos dependen en su totalidad de la atención de familiares, en aspectos fundamentales, como la comida y la medicina.

En Nueva Esparta un preso extranjero sufre y “paga más dólares”

29 enero, 2021 Coordinación Editorial 0

La situación de los privados de libertad extranjeros en la isla de Margarita puede ser mucho más cruda, ruda y solitaria que la de los reos nacionales. Estar detenido en un Centro de Detención Preventiva (CDP) no es placentero para nadie, ya que las condiciones son deplorables y se está en riesgo de contagiarse de enfermedades como la tuberculosis o el COVID-19, pero al menos la mayoría de los presos tiene la suerte que una o dos veces a la semana los visite un familiar, ya sea la esposa, los hijos o la madre. Los foráneos no tienen a nadie.