Carabobo: Preso que tenía casa por cárcel murió de tuberculosis

Foto: Referencia

Rubén Bolívar Idrogo | UVL Carabobo

Un privado de libertad que tenía casa por cárcel falleció el lunes 08 de febrero de 2021 a eso de las 4:00 de la tarde.  Lo identificaron como Cristian Medina, de unos 23 años.

El joven murió en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET), también conocida como Hospital Central de Valencia. La causa de su deceso fue porque estaba enfermo con tuberculosis (TBC).

Cristian Medina, antes de recibir el beneficio de casa por cárcel, estuvo preso en la Delegación Municipal (Subdelegación) Las Acacias del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) donde se contagió con esta enfermedad.

Los familiares pedían que lo llevaran a un centro médico para que lo atendieran, pero las autoridades de la Subdelegación se oponían. Aproximadamente, de un mes para acá, su cuadro de salud venía empeorando y fue cuando le dieron casa por cárcel. También presentaba desnutrición.

En vista del deterioro de salud, el padre de Cristian Medina pidió que lo llevaran a la CHET, pero en la Delegación Municipal Las Acacias le dijeron que no disponían de vehículo, y le pidieron que se ocupara él del traslado. Los familiares del joven lo llevaron en un carro particular hasta el Hospital Central, pero no aguantó mucho; pues, la tuberculosis le quitó la vida.

Cristian Medina era uno de los 75 reclusos que estaban en la celda número uno, que involucraron en la muerte de Jesús Francisco Guerrero Iguaran, de 29 años, hecho que ocurrió el 27 de septiembre de 2020. De los 75 quedan 72 porque tres han muerto; uno por presunta amibiasis, uno por tuberculosis y el otro por un supuesto paro respiratorio.

Ante esta situación, los parientes de los presos de Las Acacias piden la desinfección de los calabozos, así como de atención de salud para los privados de libertad que están enfermos.  Temen que se agrave la situación y mueran de tuberculosis o alguna otra enfermedad infecciosa.

Libertad condicional

Lo único positivo de todo lo que acontece con los 72 reclusos que quedan del calabozo 1, es que en la audiencia de presentación del lunes 08 de febrero, alrededor de 30 de ellos les dieron libertad, pero bajo presentación. “Muchos estaban en libertad desde septiembre del año pasado, pero por retardo procesal, la pandemia y para completar la involucración en el presunto homicidio de Daniel Carrillo, les complicó la vida a todos los del calabozo uno”, sostuvieron los familiares.

Loading

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*