Carabobo | Madre pide que respeten los DD.HH. de su hijo preso en Mariara

José Antonio Corrales Heredia y Pedro Henríquez Farfán están privados de libertad desde el 22 de septiembre de 2022 | Foto: Cortesía

Equipo UVL Carabobo

Valencia.- Una ciudadana de nombre Nelly Heredia, le hace un llamado al fiscal general de la República, Tarek William Saab, para que le respeten los derechos humanos a su hijo José Antonio Corrales Heredia, preso en la Delegación Municipal Mariara del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) ubicada en el municipio San Joaquín del estado Carabobo.

Heredia dijo que su hijo está privado de libertad junto a su amigo Pedro Henríquez Farfán desde el 22 de septiembre de 2022 por el presunto delito de extorsión.

Ambos se encuentran en la fase de juicio tratando de demostrar su inocencia, pero que se les ha interrumpido el juicio dos veces. La primera por cambio de la jueza séptima  de juicio, y la segunda, por falta de traslado de los dos presos por parte del Cicpc y por no llegar la boleta de traslado a tiempo por parte del tribunal que lleva la causa.

“Hago un llamado al doctor Saab y a la doctora Gladys Gutiérrez, presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para que tomen carta en el asunto debido a que los dos privados de libertad les están violando sus derechos”.

Heredia reveló, que tanto su hijo como el amigo de él, son defensores de los derechos humanos, adscritos a la Defensa Asociada (DA) a la Corte Penal Internacional y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU); y además, son padres de familia.

La madre de Corrales Heredia informó, que tanto su hijo como Henríquez Farfán, fueron denunciados por un ciudadano de nacionalidad asiática, quien presuntamente para evadir una deuda que tenía con ambos, éste decidió denunciarlos por el delito de extorsión.

Según Pedro, le vendió una camioneta Silverado año 2015 al asiático quien le pagó la mitad y la otra parte se la iba a dar en mercancía para que Pedro surtiera una bodega que tiene, pero nunca cumplió con ese compromiso.

Mientras que la deuda contraída con Corrales Heredia se debe a la animación de la inauguración de un restaurante del ciudadano de nacionalidad asiática ubicado en Mariara.

Heredia dijo que su hijo, como es locutor, era el encargado de animar el evento, llevar el sonido y a los músicos.”Ese señor no canceló nada, aunque toda esa negociación se llevó por palabra debido a la confianza que mantenían por el vínculo de amistad entre los tres”, agregó la madre de José Antonio Corrales Heredia.

Loading

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*