La tercera edad en prisión

La tercera edad en prisión

Lorena Arraiz / UVL Táchira

El Título IV De la Conservación y Conmutación de Penas del Código Penal  Venezolano, en su artículo 48, reza lo siguiente: “A los setenta años termina toda pena corporal que hubiere durado por lo menos cuatro años y la que para entonces hubiere durado menos y estuviere en curso, se convertirá en arresto, si es de presidio, o prisión hasta que transcurran los cuatro años”. 

Para los profesionales del derecho, es un tema difícil porque independiente del delito,  la Ley es clara sobre este aspecto. Sobre esto,  el abogado Jesús Alberto  Berro, con especialización en Derecho Penal y Derecho Procesal General,  explicó que una  de las propuestas de la legislación penal es que se sincerice. “Hay posiciones encontradas con respecto a los maximalistas que son los que aspiran que sea el máximo rigor de punición que pueda tener el ser humano y están los minimalistas que esperan  el mínimo rigor posible con miras a ser reinsertado, rehabilitado socialmente.

El caso de R. D. Prada Carrero, reseñado por el Diario Los Andes con fecha de 09 de noviembre de 2018, señala que ese hombre de  67 años de edad – en ese entonces- fue aprehendido luego de ser acusado “del supuesto abuso contra dos niñas, una de 7 años y otra de diez años, quienes habrían informado a las autoridades sobre la situación que estaban viviendo ante el abuso que de manera continua el sospechoso las sometía”.

Prada Carrero actualmente tiene 69 años, fue condenado a 14 años y actualmente se encuentra en el Cuartel de Prisiones de la Policía del Táchira. No tenía antecedentes de ningún tipo de delitos y se prevé que cuando cumpla 71 años, saldrá de la cárcel.

Para ahondar sobre el tema, el portal ElEconomista.es tituló uno de sus trabajo: “El crimen envejece: aumentan los delitos cometidos por ancianos en todo el mundo”.

Esta información periodística contó de un crimen cometido en Londres por un grupo de personas donde el más joven tenía 42 años y el más mayor, 74 y añade: La delincuencia entre la tercera edad están en aumento en Reino Unido, además de en otros países europeos y asiáticos. Por poner un ejemplo, Corea del Sur ha detectado un aumento de los delitos cometidos por personas de 65 años del 12,2% entre 2011 y 2013, un porcentaje que incluye un incremento del 40% en delitos violentos. En Japón, los delitos cometidos por personas de más de 65 años prácticamente se duplicaron (…)  En Holanda, un estudio determinó un marcado crecimiento en los arrestos y encarcelaciones de gente mayor. Y en Reino Unido, la policía dice que los arrestos de personas de 65 años o más han repuntado el 10% mientras que los arrestos de personas de menos de 65 años se han reducido el 24%. La cantidad de presos británicos de edad avanzada ha venido aumentando a una tasa tres veces superior a la población carcelaria general durante los últimos diez años.

Sobre el contexto venezolano, el  abogado Berro recordó que durante sus tres años de mandato como director de la Policía del Táchira, hubo muchos casos de adultos mayores incursos en delitos y que a medida que transcurre el tiempo, estas incidencias aumentan y se observan, casi a diario, en las noticas.

Considera  se deben determinar  las causas del porqué una persona comete un delito a edades tan avanzada y que generalmente están orientadas al delito sexual. “Es interesante determinar desde diferentes aristas porque precisamente en ese tipo de pena, de abuso sexual, desviaciones, parafilias, allí hay un altísimo casuismo desde el punto de vista estadístico que tiene que ver con autorías de personas de edad. Muchos abuelos, tíos abuelos con niños. Cuando se revisan esas estadísticas los porcentajes son altos”.

El especialista argumenta el aspecto senil y decrepito dela persona y, sobre todo, los valores de formación  pueden conllevar a cometer un delito.

En el caso de Venezuela, asegura Berros, el reflejo de la diáspora, de los cientos de tantos venezolanos que se han ido y han dejado a  sus hijos con abuelos, tíos, familiares, vecinos y dando unas estadísticas bien altas de ser victimizados desde el punto de vista sexual.

Reinserción, rehabilitación y perdón

El psicólogo y también sacerdote católico Joel Javier Escalante explicó que estas personas que cometen estos actos, van perdiendo la conciencia sobre la gravedad del asunto,  han aumentado el estado dela introversión, prepotencia, soberbia, tienen conflictos con las personas; quieren ser perfeccionistas y buscan a las personas más indefensas.

“Soy uno de los pocos profesionales que no criminalizo ni satanizo la conducta de estar personas porque lamentablemente todo viene dela infancia. Como sacerdote merecen el perdón y la reinserción a la sociedad y como psicólogo es necesario atenderles clínicamente;  se hace necesario un programa,  fíjese, que para estos casos en los sacerdotes, tanto  en México como en Colombia, hay unos programas de rehabilitación para los sacerdotes que han tenido estas conductas pero, lamentablemente son programas de rehabilitación muy costosos al Estado,  a los gobiernos del mundo  y en pocas partes se realizan de forma gratuita. También hay tratamientos. Hay muchas tratamientos, por ejemplo, la aplicación de fármacos que se indican para controlar estos estímulos involuntarios que tienen algunas personas”, sostiene.

Según los especialistas, el Estado debe proveerlas la atención psicológica o psiquiátrica, según sea el caso de manera que cuando se encuentren en libertad no reincidan en nuevos o los mismos delitos.

https://www.eleconomista.es/economia/noticias/6757050/06/15/El-crimen-envejece-aumentan-los-delitos-cometidos-por-ancianos-en-todo-el-mundo.html

https://diariodelosandes.com/site/dos-supuestos-violadores-capturados-por-efectivos-de-la-policia-del-tachira/

No hay comentarios.

Agregar comentario