Zulia. Se fugan 84 presos del retén de Santa Bárbara, recapturan a seis y matan a 10 en la persecución

Zulia. Se fugan 84 presos del retén de Santa Bárbara, recapturan a seis y matan a 10 en la persecución

Equipo UVL Zulia

El asalto se preparó para la medianoche. Hubo complicidad entre los privados de todos los pabellones, incluyendo el anexo femenino; y los custodios del área externa, adscritos al Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ) del Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de Santa Bárbara del Zulia, parroquia San Carlos del municipio Colón del estado Zulia, en el occidente venezolano. En cuestión de minutos se escaparon, el 17 de marzo de 2020, 84 reclusos, 76 hombres y ocho mujeres. Dosce horas después, los cuerpos de seguridad y Omar Prieto, gobernador de la región, confirmaron que habían recapturado seis, entre ellos una mujer, y matado a 10.

El mayor general Ovidio Delgado, comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Occidental (REDI) confirmó, en rueda de prensa, la fuga masiva en el retén de San Carlos. Explicó que el penal lo ocupan 518 internos y que a las 12.10 de la medianoche se les reportó la fuga en el pabellón A, el cual albergaba 167 reclusos. Hasta el momento de la alocución, 9.30 de la mañana, no había recapturados y el número de muertos por resistencia a la autoridad ascendía a seis.

El general explicó que hubo una confabulación con los internos y dos funcionarios. “Los oficiales aseguraron que escucharon gritos de auxilio. Al acercarse al pabellón, los sometieron y los detenidos escaparon”.

Los motivos por los que los privados de libertad decidieron escapar del recito podrían ser múltiples: El lugar está construido para 100 internos y la población supera los 500; la infraestructura está en ruinas, existen enfermos con tuberculosis, hay acumulación de basura, colapsó el sistema de aguas servidas y los pozos de agua blancas se mezclan con las aguas negras cuando llueve. Algunos entrevistados de Una Ventana a la Libertad detallaron, sin embargo, que había temor en la población por la cuarentena y la posible llegada del Coronavirus al recinto. “Desde la semana pasada se les suspendió la entrada a los familiares. Ellos viven, comen y toman agua de lo que les llevan”.

Joel José Dávila Rojas (33), Yenesor Arturo Canda, Juan Carlos Cardeño Peña, Luis Carlos Dita Jiménez(25), Kerly Escandela, Mónica Matheus, Mary Adarme, José Sánchez, Daguis Irdaneta,  Michael José Aguirre Herrera, Jefri Fernández, Ricson Abigail Abreu Rodríguez, Andrés Saúl Suárez Campos, Alexis Vera, Danny Darío González Avendaño (28), Juan Carlos Gómez Moreno (49), Luis Alejandro Montoya Rivas (23), Albani Machado, Norbelis del Carmen Lucena Martínez, Dariana Portillo, Rixio Gregorio Cañizalez Sánchez, Jeferson Javier de la Peña Monterrosa (25), Luis Ángel Ibañez López (23), Arthur Estives Hernández Machado (27), Javier Ignacio Castro, Roger Frank Figueroa (46), Fernando Franco Carreño (40) y otros 57 internos, aún por identificar, escaparon. Aprovecharon la cercanía del retén con un río, con el lago y con la frontera con Colombia para huir. Se dividieron en grupos y se perdieron entre el monte y la noche.

A las 12.20 de la medianoche, los funcionarios del Comando Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional (CONAS-GAES 11 ZULIA-SUR DEL LAGO) recibieron una llamada de Jean Carlos Flores, director del retén San Carlos, para informarles de la fuga. Desconocía el número de evadidos. Se conformó comisión integrada por 12 militares y con el apoyo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) se inició la búsqueda.

Unos minutos después de iniciar el rastreo de los evadidos ubicaron a cinco prófugos, aún por identificar, en el sector Maiquetía, a pocos kilómetros del penal y los mataron. La comisión estaba a cargo del CICPC. En el Exp: *K-20-0381-00373*, los funcionarios actuantes alegan que se resistieron a la detención, “sacaron a relucir sus armas de fuego, sosteniendo un intercambio de disparos con los gendarmes, donde resultaron lesionados dichos reclusos. Siendo trasladados hacia el centro asistencial más cercano donde fallecen posterior a su ingreso”. En el procedimiento recuperaron cinco escopetas, calibre 12, sin serial visible.

Horas después, cerca de la jurisdicción de Caja Seca y Machiques, se reportaron otros dos enfrentamientos con dos prófugos muertos. Y el tercer tiroteo ocurrió, a la 1.30 de la tarde, en el sector Caricaguey. Los policías alegan que vieron “a un sujeto en actitud sospechosa. Hizo caso omiso a la voz de alto y tras un intercambio de disparos lo hirieron. Murió al llegar al centro asistencial más cercano”. En su poder tenía un revólver, calibre 38.

Tres horas después, a las 4.42 de la tarde, el gobernador Omar Prieto hace público en su cuenta en Twitter: “Hasta ahora van 10 neutralizados y cuatro recapturados por el caso de la fuga en el Centro de Arrestos Preventivos de San Carlos”.

Los 10 cadáveres permanecen en la morgue del Hospital General de Santa Bárbara. Hasta ahora no se han acercado sus familiares para identificarlos. Se espera que en las próximas horas se ejecute una requisa para el conteo de los internos.

Por la fuga masiva quedaron bajo investigación: el supervisor jefe Ricardo Antonio Semprún Cadena (50), el oficial jefe Osmairo López Cervantes (39), el supervisor jefe Geovanny José García Romero (48), el oficial agregado Ely Ramón Urdaneta Espinoza (30) y el oficial Yugendry Darío Rincón Mora (29). Todos estaban de guardia al momento de la evasión.

0 responses

  1. […] el asalto, según la ONG Una Ventana a la libertad (UVL), “hubo complicidad entre los privados de todos los pabellones, incluyendo el anexo femenino, […]

  2. […] acuerdo a Una Ventana a la Libertad  se dio una “confabulación” con los internos y dos funcionarios. Los oficiales aseguraron que […]

Agregar comentario