Zulia: Muere recluso por bronco aspiración durante una requisa en los calabozos de Polimara

Zulia: Muere recluso por bronco aspiración durante una requisa en los calabozos de Polimara

Equipo UVL Zulia

Los familiares de Javier Enrique Marrufo Ortega, de 28 años, denunciaron abuso de autoridad y exceso de la fuerza por parte de los funcionarios de la Policía Municipal de Mara (Polimara) durante una requisa  en los calabozos de El Moján, en el municipio Mara del estado Zulia. En la revisión de las celdas murió, el 29 de octubre de 2020, el privado de libertad. El Cuerpo Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) maneja como causa del deceso la asfixia por broncoaspiración.

La requisa en los calabozos inició, a las 7.00 de la noche del 28 de octubre de 2020. Los vecinos comentaron que desde afuera se escuchaban los gritos, “a todos los sacaron desnudos al patio y les pegaron con palos”, denunció una vecina.

Tres horas después empezaron a llegar los familiares de los detenidos y se instalaron a las afueras del comando. Exigían que se les diera información. “Por un conocido del hospital me enteré que hubo un muerto y me vine enseguida para acá”, agregó la madre uno de los detenidos.

Cerca de las 3.00 de la madrugada del 29 de octubre de 2020, los parientes conocieron la identidad de la víctima, quien apenas tenía 15 días en el calabozo. Marrufo es nativo de Colombia y reside en una barriada de El Moján con su pareja. “A su mujer le dijeron que sufrió un ataque de epilepsia . Pero yo lo ví, tenía morados en la cara, las costillas, en los brazos. Ellos lo mataron”, denunció una mujer, cuyo hijo tiene cuatro meses detenido en los calabozos.

Laury Chacín, esposa de Marrufo, denunció que los policías “pensaron que porque era colombiano no tenía derechos y me lo mataron. Brutalmente me le quitaron la vida”.

Para calmar los ánimos de los familiares, un policía se acercó a quienes pernoctaron frente a la sede policial y se comprometió dejarlas pasar el próximo martes a visitar a sus parientes.  Las mujeres  aprovecharon el acercamiento del oficial para exigir que respondieran por todas las pertenencias que botaron. “Ropa, colchonetas, chinchorros, los dejaron sin nada adentro”.

Ni el alcalde Luis Caldera ni el director de Polimara hubo pronunciamiento. El cuerpo lo trasladaron a Maracaibo para la morgue forense. Ahí permanece todavía. La viuda de Marrufo espera que los familiares de su pareja lleguen de Colombia para poder sepultarlo. “Somos pobres y no tenemos para sepultarlo”.

No hay comentarios.

Agregar comentario