Vargas / Solo la mitad de los detenidos del Cicpc en Retén de Caraballeda reciben alimentos desde que inició la cuarentena

Vargas / Solo la mitad de los detenidos del Cicpc en Retén de Caraballeda reciben alimentos desde que inició la cuarentena

Nadeska Noriega – UVL Vargas

   En promedio, sola la mitad de los privados de libertad que se mantienen detenidos bajo la custodia del Cicpc en el Retén de Caraballeda, al este del estado Vargas, están recibiendo alimentos con regularidad desde que inició la cuarentena como medida para enfrentar la posible propagación del COVID-19.

   La cifra es manejada por los familiares de los hombres que se mantienen en este Centro de Detención Preventiva, quienes indicaron que la situación de la alimentación, se ha hecho mucho más difícil desde el pasado 14 de marzo y se ha recrudecido en las últimas semanas, por la problemática de la gasolina, la falta de efectivo y la ausencia del transporte público.

   “Traer la comida a diario se nos hace imposible. Entre la falta de efectivo y de transporte público la situación es peor, pero uno hace el intento de venir un día sí y otro no. Pero aquí hay reos con familias en Caracas y en el interior del país, hasta unos extranjeros. A esos no les trae nadie comida y la que dan aquí, cuando la dan, es muy poca. Mi hijo me pide que cuando le mande su comida, le ponga más para darle a quienes son los líderes de su celda”, relata una madre, que no desea ser identificada, en las afueras del Retén de Caraballeda.

   En este centro de detención preventiva, de acuerdo a la data de los familiares, hay un promedio de 198 detenidos, para este 3 de junio. Los hombres están distribuidos en tres celdas: una pequeña para casos de enfermedad y las otras dos, llamadas “La Jaula” y “Alcatraz”, que es donde se registran los casos de desnutrición, que se ha incrementado el último trimestre por la pandemia.

   Fuentes internas del CDP Retén de Caraballeda confirman lo dicho por los familiares. “Peor que el coronavirus, lo que más ha afectado a los reclusos en que cada vez son menos las familias que acuden a traerles agua y comida. Aunque aquí se hace un esfuerzo, no se cuentan con los recursos para atenderlos a todos. Para mediados de junio esperamos realicen una jornada médica para poder atender algunos casos, donde la falta de alimentos ha hecho mella en algunos detenidos”, aseguró el funcionario.

No hay comentarios.

Agregar comentario