Un recluso murió por tuberculosis en Coro

Un recluso murió por tuberculosis en Coro

eeEn el hospital Alfredo Van Grieken, de Coro, murió Vilys Adrián Chirinos Leal, de 32 años de edad, quien estaba recluido en el retén policial del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la capital falconiana desde junio de 2017.

Al centro asistencial llegó el martes 30 en horas de la tarde en muy mal estado de salud debido a un cuadro de desnutrición complicado con tuberculosis.

Poco pudieron hacer por él los médicos de guardia, así que Chirinos Leal finalmente falleció 24 horas después.

Estaba procesado por el homicidio de Jonathan Daniel Colina Rodríguez, de 19 años, y su pareja Gregoria Guadalupe Andazora Medina, de 17, quienes murieron calcinados en su vivienda luego de que Vilys y su hermano Gabriel Arcenio, supuestamente los rociaran con gasolina, les prendieran fuego y los dejaran imposibilitados de salir. El hecho ocurrió el domingo 11 de junio en la calle Colombia del barrio Cruz Verde, de Coro, donde la pareja habitaba precisamente al lado de los hermanos que les dieron muerte por rencillas personales.

Días después, Vilys fue detenido por funcionarios del Cicpc y, desde entonces, estaba recluido en el calabozo de este cuerpo de seguridad dando cumplimiento a la orden emanada del ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, según la cual cada organismo policial debe resguardar a los delincuentes que aprehendan. Así, las sedes del Cicpc en la entidad falconiana están tan hacinadas como las de Polifalcón.

Con la de Chirinos Leal suman dos las muertes de reclusos por tuberculosis en Falcón, en 2018.

LEYENDA

Chirinos Leal estaba procesado por el homicidio de una pareja que habitaba al lado de su casa

Eva Riera, UVL

No hay comentarios.

Agregar comentario