Tuberculosis ha cobrado la muerte de cuatro presos en Polimonagas este año

Tuberculosis ha cobrado la muerte de cuatro presos en Polimonagas este año

Jesymar Añez Nava, Equipo UVL, Monagas, 10/08/2018

Maturín.- Este 2018, la tuberculosis ha causado la muerte de cuatro reclusos de la Policía del estado Monagas, donde los familiares de los internos han denunciado que el hacinamiento y las pésimas condiciones de los calabozos son las principales causas de la aparición de esta enfermedad.

Alberto Jesús Caraballo Bastardo es uno de ellos. Murió el 1° de mayo en la emergencia del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar. Además, tenía desnutrición y era portador de VIH. Fue recluido en la Policía del estado Monagas en septiembre de 2017 por el delito de hurto de material estratégico.

Los nombres de los otros tres fallecidos no fueron suministrados en la morgue del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar. El hacinamiento del que hablan los familiares es del 500 %, pues los privados de libertad conviven en espacios que fueron diseñados para albergar a 80 detenidos y en la actualidad hay 400.

La cantidad de presos fallecidos fue suministrada por custodios que realizaron el traslado de un preso enfermo hasta la emergencia del hospital de Maturín durante la mañana del 9 de agosto.

Jonathan Martínez ingresó al centro asistencial con retención de líquido y una infección respiratoria complicada con tuberculosis. Su madre, quien prefirió hablar desde el anonimato para evitar represalias en contra del detenido, dijo que tiene un pulmón colapsado y que por ello deben someterlo a cirugía cuanto antes.

Martínez tiene dos semanas sintiéndose mal. Llegó al hospital con el abdomen inflamado y la piel pálida. No está desnutrido porque su familia se ha encargado de llevarle comida todos los días, porque en Polimonagas no le garantizan la alimentación.

Su madre denunció que tiene un año y tres meses preso porque en tribunales no han atendido su caso. Lo detuvo la Policía estadal por robo frustrado en la población de Punta de Mata, municipio Ezequiel Zamora, al oeste de la capital monaguense.

Con su caso suman cinco privados de libertad los que se han complicado este año con tuberculosis. Los custodios aseguran que los calabozos de la Policía del estado Monagas están contaminados y que ninguna autoridad gubernamental ha hecho algo para sanear los espacios.

No hay comentarios.

Agregar comentario