Trasladan a Cárcel de San Antonio a reos del Destacamento 712 en Santa Ana en Nueva Esparta

Trasladan a Cárcel de San Antonio a reos del Destacamento 712 en Santa Ana en Nueva Esparta

La noche del martes 17 de octubre se registró una situación irregular en el Destacamento 712 de la Guardia Nacional Bolivariana en Santa Ana, municipio Gómez, estado Nueva Esparta, cuando los 97 privados de libertad reclamaron que los privaron por días del servicio de luz eléctrica, agua y el uso de la cocina. Esto originó una situación tensa que ocasionó el traslados de estos a la Cárcel de San Antonio, una decisión contovertida para los familiares y para los propios presos.

Yunely de Molla, familiar de uno de los privados de libertad, manifestó que desde el sábado 13 de octubre les quitaron la luz, el agua y la cocina, lo que ha generado que varios se desmayen del hambre y sed. Relató que varios reclusos tienen a sus familias en zonas distantes como Porlamar o Pampatar, por lo que reciben alimentos crudos a diferencia de los que viven más cerca quienes se los llevan preparados.

Indicó que hay dos reos con tuberculosis, uno con paludismo y la mayoría tienen enfermedades en la piel como escabiosis o nacidos.

“Sacaron a un muchacho desmayado por tener cinco días sin comer. En vista de esto los presos reclamando sus derechos solicitaron se les devolviera el derecho de electricidad, agua y cocina. Los efectivos militares respondieron con perdigones y bombas lacrimógenos. Si es de trasladarlos que los trasladen pero queremos respuestas ya”.

El vicealmirante Alexander Velásquez, jefe de la Zona de Defensa Integral de Nueva Esparta (Zodine), relató que escucharon la denuncia de los familiares de que se presentaron algunos excesos en la base militar, los cuales serán corregidos.

“Hemos hablado con los presos y hemos escuchado sus consideraciones. Debemos acotar que este no es un sitio para tener detenidos de la forma que ellos se encuentran, para eso tenemos un Ministerio Servicio Penitenciario y contamos el Penal de San Antonio. La cantidad de personas incursas en delitos ha superado la capacidad de los centros de detención y un retardo en los procesos ha ocasionado que tengamos bases con hacinamiento de reos, en infraestructuras que no están adecuadas para tener población carcelaria. Ellos deberían estar unas horas y hasta dos días en las bases policiales como máximo”.

Relató que la tarde del miércoles 17 de octubre se realizó una reunión con la encargada del ministerio de Servicios Penitenciarios, el juez rector y la fiscal superior para tomar medidas para la reactivación del penal de San Antonio.

El jefe de la Zodine dijo que dentro del Penal de San Antonio hay unos 177 privados de libertad, y la tarde del miércoles 17 de octubre trasladaron a un grupo importante de presos del Destacamento 712 en una unidad de Bus Margarita.

No hay comentarios.

Agregar comentario