Se alzan en retén de menores de Lara

Se alzan en retén de menores de Lara

Adolescentes de El Manzano, supuestamente, armaron un motín para fugarse

Varios de los adolescentes con compromisos con la ley penal que se encuentran en el Centro Socioeducativo Pablo Herrera Campins protagonizaron un motín y presunto intento de fuga que fue frustrado por funcionarios de la Policía del estado Lara. Esto ocurrió el domingo 26 de agosto de 2018.

Según versiones publicadas por el periódico La Prensa, un custodio ayudó a un grupo de adolescentes para que comenzaran el alzamiento. Luego de que todo se calmara, el resultado fue un funcionario detenido y bomberos con orden público de la Policía del estado Lara controlando la situación.

Informa La Prensa que según una fuente interna del retén, los problemas comenzaron cuando los detenidos del área conocida como “Manzanito”, en los calabozos del M1 al M10, donde hay 79 privados de libertad, comenzaron a gritar que tenían hambre, calor y sed, y que querían salir.

Los adolescentes gritaban, sonaban los barrotes de los calabozos con palos y daban golpes a las paredes.

Detalla que eran las 4:00 de la madrugada, así que los custodios los ignoraron. Presuntamente, un solo funcionario se fue a asomar y los apoyaba en el motín.

Los chamos dieron con todo lo que tenían a los candados de las rejas que los resguardan. Hasta ahora se investiga cómo se abrieron los candados de los calabozos, pero los 79 reos lograron salir de sus celdas, corriendo desesperados al patio, como con ganas de huir.

En ese mismo momento los custodios de guardia vieron la situación y como pudieron resguardaron las posibles salidas que tiene el retén.

La emergencia fue atendida de inmediato por una comisión de orden público de la Policía del estado Lara. Pero mientras los policías llegaban y se instalaban, los presos lograron prenderle fuego a los calabozos. Encendieron ropa, colchonetas y otras cosas durante el motín.

Llegaron los bomberos de Iribarren y controlaron el incendio. Los adolescentes amenazaban con irse a huelga de sangre, pero no todos se cortaron.

Ya a las 9:00 de la mañana la situación se había controlado por completo.

Además de Polilara, también llegó el Cicpc a investigar el motín. Allí se llevaron detenido al supuesto custodio que los ayudó y quien, presuntamente, quedó identificado como: Ramón Adams Venancio Orellana, de quien no se tienen mayores datos, pues ningún cuerpo policial declaró oficialmente sobre el caso.

No hay comentarios.

Agregar comentario