Reo murió por desnutrición en Cicpc de Punto Fijo

Reo murió por desnutrición en Cicpc de Punto Fijo

Estaba detenido por el delito de violación y nadie le llevaba alimentos al sitio de reclusión, razón por la cual su salud se fue deteriorando

Eva Riera, Equipo UVL, Falcón  07/07/2018

FOTOS: Cortesía

Francisco Ramón Flores González, de 42 años de edad, fue hallado muerto la madrugada del viernes 7 de julio en la celda que ocupaba desde el pasado 12 de mayo en el Cicpc de Punto Fijo, municipio Carirubana, del estado Falcón. Las autoridades no informaron del deceso, algo usual en los últimos años, pese a que contraviene el artículo 57 que consagra el Derecho a la Información en la Carta Magna venezolana y “prohíbe la censura a los funcionarios públicos o funcionarias públicas para dar cuenta de los asuntos bajo sus responsabilidades”.

Fuentes extraoficiales aseguraron que habría muerto de un paro respiratorio producto de la desnutrición, una patología que ha cobrado la vida de tres reos en lo que va de año en el estado Falcón. Para comprobarlo habrá que esperar los resultados de la autopsia. Entre tanto, la causa de su fallecimiento será una duda, sobre todo tratándose de un delincuente acusado de estar incurso en cinco casos de violación y abuso sexual desde 2004, delitos que se pagan con la muerte al llegar a prisión.

El día que fue aprehendido por funcionarios del Cicpc, el director de ese cuerpo policial, Douglas Rico, le colocó el apodo de “el Monstruo de la península, quien mediante manipulación y engaño lograba que sus víctimas accedieran a confiar en él, para posteriormente abusar de ellas bajo amenaza de muerte, portando un arma de fuego tipo facsímil”, según escribió en su cuenta de la red social Instagram.

Flores González era obrero, soltero y oriundo de Punto Fijo. Residía en la avenida Jacinto Lara. Fue detenido de manera flagrante en la calle Ecuador de la mencionada ciudad, cuando captó una víctima y logró que abordara un transporte público para supuestamente llevarla hasta una zona enmontada y lograr su cometido. La comisión policial que lo interceptó frustró el intento de abuso sexual.

Fue puesto a la orden del Tribunal 2 de Control cuyo juez lo privó de libertad por el delito de violación y fijó como sitio de reclusión la Comunidad Penitenciaria de Coro, pero su traslado no ocurrió.

Desde su llegada al centro de detención preventiva (CDP) ingería pocos alimentos pues ningún familiar o amigo le llevaba, por lo que su salud se fue deteriorando progresivamente hasta morir. Días antes presentó un cuadro diarreico. El caso fue puesto a la orden de la Fiscalía 16 del Ministerio Público de la entidad. Los CDP no cuentan con presupuesto para alimentar a los detenidos pues se trata de recintos en los que solo deben permanecer por 48 horas. Sin embargo, se han convertido en cárceles paralelas debido a la prohibición de traslados a los penales por parte del Ministerio de Asuntos Penitenciarios. Los detenidos dependen de un familiar que les lleve la comida.

En la actualidad, 80 privados de libertad se encuentran hacinados en el mencionado CDP.

El pasado 30 de marzo en una de las celdas del lugar fue asesinado a golpes Félix Estenio Zavala, de 65 años de edad, quien había ingresado ocho días antes por estar incurso en abuso sexual a una sobrina de 11 años.

Flores González fue aprehendido en mayo de 2018 acusado de estar incurso en cinco delitos de violación

Agregar comentario