Reinician trabajos en el Internado Judicial de Nueva Esparta

Reinician trabajos en el Internado Judicial de Nueva Esparta

La alta comisionada de Derechos Humanos y Asuntos Internacionales del Ministerio del Servicio Penitenciario, Milka Olivero, anunció este 19 de enero que en los próximos días estarán realizando, en conjunto con la Gobernación, una remoción de escombros en el Internado Judicial de San Antonio, ubicado en el municipio Díaz de Nueva Esparta, que permitiría habilitar nuevos anexos y ampliar el área masculina de este recinto.

 

Actualmente, en el anexo femenino de este centro están recluidas unas 96 mujeres y en el área de los hombres, que fue desalojada en febrero de 2016, permanecen al menos 100 detenidos que fueron trasladados al anexo que rehabilitaron con la intención de que puedan cumplir sus audiencias preliminares, las aperturas y darle continuidad a sus juicios. Allí cumplen el régimen penitenciario.

 

Olivero indicó que la idea es que se puedan construir varios módulos y acondicionarlos para que puedan regresar a la entidad a algunos de los reclusos que fueron trasladados a las cárceles de otros estados, y progresivamente ir desalojando a los que están detenidos en los calabozos de los cuerpos de seguridad.

 

Comentó que ha sostenido comunicaciones con el gobernador Alfredo Díaz para atender esta situación y que, de igual forma, mantiene contacto con la ministra Iris Varela para agilizar los trabajos que allí deben realizarse y proceder a su completa reactivación este año.

 

“Cada estado debería tener su centro penitenciario para que quienes trasgredan la ley por algún motivo paguen sus penas en su sitio de origen. Con esto garantizaríamos que sus familiares puedan visitarlos y mantenerse en contacto sin tantas dificultades”, dijo tras asegurar que para este 2018 están trabajando en diferentes planes que favorezcan a la población penitenciaria de la región insular.

Centros preventivos

 

Con respecto a la cantidad de detenidos que se encuentran en situación de hacinamiento en los calabozos de toda la isla comentó que entre los trabajos que está adelantando está promover la realización de una nueva jornada del Plan Cayapa en la entidad, en la que se tomen en cuenta a estos privados, lo que facilitaría el descongestionamiento de los recintos. Refirió que todavía no tienen fecha establecida y aseguró que hará lo posible para que esta población sea atendida.

 

También informó que esta semana se reunió con los organismos de seguridad del estado para tratar de encontrar soluciones conjuntas a los problemas que enfrentan con estos espacios. Insistió en que aun cuando los centros de detención preventiva no están bajo la responsabilidad del Ministerio tratarán de apoyarlos en todo lo posible por el bienestar de los aproximadamente 1.500 detenidos que están en esta situación.

 

La policía regional contabiliza al menos 600 detenidos entre todas sus bases. Además de los 1.500 de las bases policiales hay más de 2.000 distribuidos en diferentes cárceles del país.

 

El director de Seguridad y Orden Público de la Gobernación, Henry Jaspe, declaró recientemente a Una Ventana para la Libertad que en este momento tienen grandes dificultades con respecto a la seguridad y a los privados de libertad porque no pueden acceder a la policía estadal, responsable de 10 de los 16 centros de detención preventiva que funcionan en la entidad.

 

La exministra de Asuntos Penitenciarios, Mirelys Contreras, prometió en su visita a Nueva Esparta que entre el 18 de septiembre y el 27 de octubre del 2017, cuando se cumpliría un cronograma del “Plan Cayapa”, atendería también a los que se encuentran en las bases para solventar el problema de hacinamiento que enfrentan en estos lugares. Comentó que el plan está diseñado para los centros penitenciarios, pero que nunca obvian los de detención preventiva.

 

Trifulca y traslados

 

En días pasados, en el anexo masculino del Internado Judicial de San Antonio se registró un enfrentamiento entre un custodio y uno de los detenidos. Según información extraoficial el recluso se quejó por la comida y recibió como respuesta que la autoridad le escupiera la arepa. Este golpeó al custodio, quien respondió con una fuerte golpiza, tras lo cual fue trasladado a un centro penitenciario fuera de la isla. Se desconoce el lugar exacto al que fue llevado.

 

Además de este hecho, en Margarita se realizó el traslado interno de un grupo de privados de libertad. Tras el cambio de autoridades en la alcaldía del municipio Arismendi (antes opositor  ahora oficialista), el burgomaestre Alí Romero prometió que relanzaría la policía municipal. La semana pasada, sin embargo, anunció que este cuerpo de seguridad sería asumido por el Instituto Autónomo de Policía del estado Bolivariano de Nueva Esparta (Iapolebne) y unos días después los 15 presos que estaban en sus calabozos fueron distribuidos en las distintas bases. Las autoridades no han ofrecido mayor información al respecto. Tampoco han precisado a qué centros fueron enviados.

 

Texto: Johanna Bozo, UVL

Fotos: Cortesía

No hay comentarios.

Agregar comentario