Recluso de La Pica en Monagas es recluido con sospecha de leptospirosis

Recluso de La Pica en Monagas es recluido con sospecha de leptospirosis

En el hospital de Maturín no hay reactivos para procesar los exámenes de sangre que le ordenaron los médicos, la familia no tiene dinero para pagarlos en un laboratorio privado

Por Jesymar Añez Nava | UVL Monagas

Maturín.- Cuatro días. Este es el tiempo que Héctor Rodríguez tiene recluido en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar de Maturín, principal centro asistencial del estado Monagas, al oriente de Venezuela. El informe médico refiere que tiene sospecha de leptospirosis.

Lo están tratando por esta enfermedad sin haberle hecho los exámenes médicos que la confirman o la descartan, porque en el centro asistencial no hay reactivos para procesar las muestras sanguíneas que le fueron solicitadas por los especialistas que llevan su caso. Además, la familia no cuenta con el dinero para pagar el examen en un laboratorio privado.

El privado de libertad, de 37 años de edad, fue ingresado a la emergencia de adultos el pasado 24 de noviembre. Tenía vómitos, náuseas, diarrea, la piel pálida y otros síntomas que le permitieron a los especialistas sospechar de la leptospirosis. Se conoció que el hombre explicó a los médicos que tomaba agua estancada.

Su traslado estuvo a cargo de una comisión de funcionarios de la Guardia Nacional (GN), que al mismo tiempo lo custodia en el centro asistencial, donde ha recibido el tratamiento que le han podido garantizar. Hasta el momento las autoridades penitenciarias no se han pronunciado por este caso.

Se desconoce, además, el tipo de delito por el cual fue arrestado y el tiempo que tiene recluido en el centro penitenciario, donde en abril de 2018 murió Alejandro Mago Coraspe, de 41 años, quien fue trasladado desde la cárcel de Vista Hermosa en Ciudad Bolívar, estado Bolívar, donde comió ratas para mitigar el hambre. Mago repitió esa misma práctica en La Pica y falleció meses después.

No hay comentarios.

Agregar comentario