Periodista denuncia amenaza policial luego de publicar informe sobre fuga frustrada en CDP de Lagunillas estado Mérida

Periodista denuncia amenaza policial luego de publicar informe sobre fuga frustrada en CDP de Lagunillas estado Mérida

La comunicadora social aseguró que a través de una llamada realizada desde la comandancia de policía regional se le exigió retirar la nota publicada en el portal Mérida Digital, del cual es la directora.



Elvis Rivas, Equipo UVL Mérida

Según la periodista Judith Vega Mejía, la publicación de una información acerca de la fuga frustrada de al menos dos reclusos del retén policial ubicado en la población de Lagunillas, municipio Sucre del estado Mérida originó molestias en el cuerpo de orden público, razón por la cual recibió una llamada para exigirle que la publicación debía ser retirada del portal Mérida Digital, del cuan Mejía es la directora.

“A las 8.50 AM del viernes 24 de mayo de 2019, encontrándome en mi casa recibí una llamada telefónica del número 0414-7011912, correspondiente a un funcionario policial, presuntamente jefe de prensa de la Policía de Mérida, cuyo nombre no me fue revelado quien en tono altisonante y de manera agresiva me indicó que procediera a retirar una información que acababa de publicar en el portal Mérida Digital, relativa a la fuga frustrada de dos reclusos del comando policial de Lagunillas (CCP04), municipio Sucre del estado Mérida, alegando que la misma es falsa y que la fuga de registró en el Centro Penitenciario de la Region Andina (CEPRA), señaló la periodista.

Según Vega Mejía, la información acerca del hecho ocurrido el día 23 de mayo le fue suministrada a través del parte oficial, el cual  recibió q las once de la noche de ese día. Aseveró que durante la llamada se le exigió que suministrara la fuente de la información, lo cual negó apegada a lo establecido en la ley en cuanto a la protección de la fuente.

“Informé que la misma me llegó por parte oficial a las 11 de la noche del jueves. Solicitando igualmente que le dijera quién me la había enviado, negándome rotundamente a esto pues mi fuente es protegida. Dijo que a él le reclamaron por dicha información y que él era el único encargado de la información de Polimerida. Luego de gritos y agresiones verbales, le dije que no me llamará para este tipo de reclamos pues era mi responsabilidad informar, más aún cuando la misma estaba sustentada en un parte oficial. Al preguntarle su nombre, el hombre presunto funcionario policial optó por quedarse callado y tranco la llamada. Decidí mantener la publicación del hecho en el portal Mérida Digital”.

Posteriormente, la periodista se abocó a realizar las denuncias ante los organismos competentes, así como también exigió se respete el derecho que tienen los comunicadores a informar y los ciudadanos a estar informados.


No hay comentarios.

Agregar comentario