Ordenan traslado de 20 detenidos a la cárcel de La Pica en Monagas tras protestas por servicios básicos

Ordenan traslado de 20 detenidos a la cárcel de La Pica en Monagas tras protestas por servicios básicos

Maturín.- La integridad de 20 privados de libertad está en riesgo en el estado Monagas. Se trata de un grupo de personas detenidas en dos protestas por servicios básicos en Maturín durante marzo y los primeros días de abril. Todas fueron trasladadas hasta el Centro Penitenciario de Oriente, mejor conocido como cárcel de La Pica.  

Jesymar Añez Nava | UVL - Monagas

El coordinador de los Defensores Activos del Foro Penal en Monagas, Orlando Moreno, hizo la denuncia. Indicó que desde hace 20 días el grupo permanece en el área conocido como "El tren más rápido", donde conviven con presos comunes y deben cumplir con el pago de la llamada "causa".


Moreno asegura que la presidenta del Circuito Judicial, Wendy Figarella, dio la orden de que en la audiencia de presentación se fijara como centro de reclusión la cárcel de La Pica. "Se trata de una orden que ella emitió y que fue anunciada durante la audiencia de presentación. Eso fue algo que nos tomó por sorpresa porque esperábamos que los pasaran al centro Nelson Mandela o que los dejaran en La Carpa", explica.


La Carpa es un área usada de forma preventiva en el centro penitenciario. Allí permanecen los reclusos mientras se realiza la audiencia de presentación o mientras se cumple el lapso de 45 días de la fase investigativa previa al juicio. Aún hay un grupo de aprehendidos en protestas por servicios básicos que esperan por juicio; hombres y mujeres están mezclados.


De los 20 detenidos, 16 son habitantes de la parroquia La Pica. Los ciudadanos salieron a protestar por falta de gas doméstico y el retraso en la venta de alimentos distribuidos por el Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap). Los otros cuatro, son residentes del sector La Puente, parroquia Los Godos de Maturín. Ellos protestaron por luz y agua.


Moreno también ha denunciado otras irregularidades, entre ellas la aplicación de una especie "operación morrocoy" en el debido proceso. Explica que se trata del retraso de las audiencias de presentaciones y la violación de los derechos humanos de los privados de libertad. También, que muchas de las personas fueron detenidas por cacerolear ante la falta del servicio eléctrico.
Tal es el caso de cuatro habitantes del sector La Floresta, parroquia Las Cocuizas de Maturín, a quienes sacaron de sus casas. Funcionarios de seguridad entraron a sus residencias a la fuerza y después, los señalaron como incitadores al odio.


A la mayoría de los privados de libertad por exigir mejores servicios públicos les han precalificado los delitos: asociación para delinquir, instigación al odio y obstrucción a la vía pública por colocar cauchos en la calles para protestar.

No hay comentarios.

Agregar comentario