Anzoátegui: Motín en Polianzoátegui asoma traslado de 25 privados

Anzoátegui: Motín en Polianzoátegui asoma traslado de 25 privados

Familiares de los internos aseguran que en el interior del cuerpo policial se encuentran cuatro personas con heridas de perdigones ocasionadas por funcionarios policiales

Giovanna Pellicani, Anzoátegui

Desde horas del mediodía de este martes familiares de los privados de libertad que se encuentran en los calabozos de la Policía del Estado Anzoátegui (Polianzoátegui), desconocen de sus parientes.

Y es que según cuentan algunas de las personas que se encuentran en las afueras del cuerpo policial, han transcurrido cuatro horas desde que los uniformados restringieron el paso de alimentos y acordonaron la zona.

La poca información que han podido conseguir familiares y allegados de los internos es que dos mujeres y dos hombres presentan heridas de perdigones en sus extremidades inferiores y que un grupo de 25 hombres fueron sacados al patio principal del Centro de Coordinación Policial.

“Les han dicho que los van a trasladar a Coro y a otros les dicen que se los van a llevar a Maturín, pero a los familiares no nos informan absolutamente de nada y queremos saber si todos están bien, pues temprano decían que había hasta un muerto, pero hasta ahora no hemos visto salir ni una ambulancia del interior”.

Fueron las palabras de una de las madres de estos internos, quien prefirió mantener su nombre en anonimato para resguardar la integridad física de su muchacho, quien tiene ocho meses dentro de la policía municipal.

Al consultar con el director de Polianzoátegui, Hernán Rosales, informó que en el interior del Centro de Coordinación Policial se registró un motín entre reclusos en el que tuvieron que intervenir los uniformados, quienes aún se mantenían realizando requisas dentro de los ocho calabozos que existen en el lugar.

Familiares y allegados de los internos exigen razones de sus parientes, pues hasta ahora no han podido ingresar agua y mucho menos alimentos, situación que preocupa a quienes se encuentran en la entrada del recinto policial sin tener detalles de lo que ocurre.

Foto: Giovanna Pellicani

No hay comentarios.

Agregar comentario