Monagas: Policía de Maturín solo tiene un calabozo habilitado para los detenidos.

Monagas: Policía de Maturín solo tiene un calabozo habilitado para los detenidos.

Jesymar Añez Nava, UVL Monagas

La Policía municipal de Maturín, en la capital del estado Monagas, solo tiene un calabozo habilitado para recluir a los privados de libertad. El sitio solo tiene capacidad para albergar hasta 15 hombres, pero actualmente tienen a 20.   

Así fue informado por la directora de Polimaturín, Fanny Rengel. La funcionara reconoció que la cifra sigue siendo alta porque lo ideal es que tengan, como mínimo, a 10 hombres en ese espacio. "Aquí llegaron a estar detenidos más de 100 reclusos", recuerda.

Polimaturín tiene un calabozo principal y es allí donde tienen a los 20 hombres. Existen tres más y Rengel los llamó "cuarticos". Uno de ellos es para albergar a las mujeres, otro para los exfuncionarios y uno más para los menores de edad. Este último está vacío porque en 2018 se encargaron de trasladarlos hasta el albergue de menores en Caicara de Maturín, municipio Cedeño, ubicado en la zona oeste del estado.

Actualmente, existen cuatro mujeres detenidas; una de ellas de un procedimiento realizado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). La privada de libertad llegó a Polimaturín tras un procedimiento realizado en el  Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime). La acusan de presuntamente cobrar cierta cantidad de dinero para realizar trámites ante esa instancia.

Además de ella, hay otras tres detenidas. En el otro "cuartico", conviven seis ex funcionarios presos; entre ellos se encuentran dos trabajadores del hospital de Maturín aprehendidos con equipos del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf). Al ser consultada sobre las condiciones de los calabozos, la funcionaria reconoció que no son las mejores. De hecho, dijo que hace un año, cuando asumió las riendas de Polimaturín, había un brote de escabiosis causado por las condiciones y hacinamiento del lugar. Actualmente, son pocos los casos que tienen de esta afección. El caso de enfermedad más reciente, fue el de un preso con hepatitis.

Este año no se han realizado traslados; todos se hicieron en 2018 hacia el Centro Penitenciario de Oriente, mejor conocido como cárcel de La Pica, en Maturín; hacia Puente Ayala en Barcelona, estado Anzoátegui, y otro hacia el centro del país.

No hay comentarios.

Agregar comentario