Miranda: Mujer denunció que funcionarios de la GNB degollaron a su hijo por no pagar $ 1.000 por su libertad

Miranda: Mujer denunció que funcionarios de la GNB degollaron a su hijo por no pagar $ 1.000 por su libertad

Angélica Lugo, UVL / Gran Caracas


Gainci Garnica asegura que agotará todos los recursos para lograr que se haga justicia con el asesinato de su hijo Heber Giovanny Escobar Garnica, de 34 años de edad, que fue detenido arbitrariamente, torturado y asesinado por funcionarios de la Guardia Nacional. 


La mujer denunció que su hijo fue aprehendido el jueves 26 de septiembre de este 2019 en un procedimiento que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana realizaron en La Urbina. Sin embargo, Garnica advirtió que los efectivos castrenses confundieron al hombre con un delincuente y, además de golpearlo en la calle, lo llevaron a un comando de la GNB ubicado en Petare, estado Miranda. Allí fue torturado y degollado en las horas posteriores a su detención.


Desde ese comando los uniformados llamaron a Gainci Garnica para extorsionarla: "Los funcionarios de la Guardia Nacional me pedían $ 1.000 para dejar en libertad a mi hijo, ¿de dónde íbamos a sacar ese dinero si nosotros somos una familia humilde? Ellos alegan que mi hijo se intentó quitar la cabeza y que tenía intenciones de fugarse, pero la autopsia reveló que el corte fue de derecha a izquierda, lo cual es imposible pues él era zurdo. Todas esas pruebas las tenemos y las llevaremos a Fiscalía".

Los familiares de Escobar Garnica compartieron con Una Ventana a la Libertad videos y fotografías que tomaron durante el funeral del hombre para documentar las precarias condiciones en que fue velado en la vivienda de sus parientes, ubicada en un sector popular cuya ubicación pidieron no revelar.


Heber Giovanny Escobar Garnica trabajó toda su vida como transportista. El día en que fue aprehendido por funcionarios de la GNB buscaba empleo en La Urbina. 

Aunque se desconoce qué día fue asesinado, la madre del hombre fue notificada el viernes 26 de septiembre que su hijo murió en el hospital Domingo Luciani, ubicado en El Llanito. 


"Mi hijo no tiene cara. Lo tuvimos que velar tapado y en la morgue de Bello Monte lo reconocí por los tatuajes que tiene. El asesinato de él no quedará impune", manifestó Gainci Garnica. 

No hay comentarios.

Agregar comentario