Las mafias se instalan en el Internado Judicial Dr. Francisco Delgado de Maracaibo

Las mafias se instalan en el Internado Judicial Dr. Francisco Delgado de Maracaibo

Equipo UVL Zulia

A menos de dos años de su reinauguración y de pasar de un régimen abierto al régimen propuesto por el Ministerio de Asuntos Penitenciarios, el Internado Judicial Dr. Francisco Delgado, en otrora conocido como retén de El Marite, se convirtió en una guarida para las mafias zulianas. Al menos una docena de denuncias de extorsiones han recibido y han investigado los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (CICPC) y el Comando Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (CONAS) en el último trimestre. Las llamadas de amenazas de muerte y los atentados contras empresarios y sus familiares se hacen desde los calabozos del penal. La situación obligó a Tareck William Saab, fiscal General de la República, a solicitar, el 04 de marzo de 2020, que los privados de libertad involucrados sean transferidos a una cárcel de mayor seguridad. Aún no se han concretado traslados.

El caso que alertó al Ministerio Público sobre las irregularidades en el penal, adscrito al Ministerio de Asuntos Penitenciaros, fue la detención de Wilker Javier Álvarez Villalobos y Freddy Javier Álvarez Villalobos, quienes extorsionaban en Maracaibo con la colaboración de Didier Darío Trejo Salazar, alias “Doble Meléan, quien se encuentra privado de libertad por el delito de homicidio. Los investigadores del CONAS capturaron, el 2 de marzo de 2020, en la avenida 17 de Haticos por Abajo, al sur de Maracaibo.

Según el informe militar, “Wilker es el encargado de suministrar información de las víctimas. Su hermano, Freddy, es el encargado de llevarle la comida a Trejo y buscarle guarida cuando sale del penal. Mientras que el privado de libertad se encarga de efectuar las llamadas mediante la aplicación WhatsApp utilizando los abonados telefónico Internacionales y Nacionales: +57-3133861688 y 0414-6650266”.

“Se determinó que este extorsionador, que fue condenado por delitos graves a la propiedad en Lara, y se encuentra en fase de juicio en Zulia por homicidio, podía salir de su sitio de reclusión para perpetrar otros delitos. Contra este tipo de sujetos no puede haber ningún tipo de beneficios por cuanto pretenden convertir los centros de reclusión en cuarteles para cometer delitos”, sentenció Saab.

Aunque esta doble detención tuvo transcendencia nacional, no es la única que ha ocurrido en Zulia y que vincule a detenidos con el crimen organizado. Los militares de la Unidad de Investigación Criminal, CONAS Machiques de Perijá, capturaron, el 22 de febrero de 2020, a Paúl Gerardo Perales Santana y a Simón Enrique Perales Santana, quien disfrutaba de libertad condicional; en el barrio Primero de Mayo del municipio Machiques de Perijá. Ambos se aliaron a alias “Juancito Meleán”, detenido del internado judicial, para extorsionar en la Subregión Perijá.

“Los Perales son los responsables de tomar fotos a las viviendas, negocios y suministrar los números telefónicos de las víctimas. La información es enviada a Juancito Melean, líder negativo del antiguo retén El Marite. Esta investigación guarda relación con la siguiente investigación penal: 1- *MP-17740-2020*, 2- *MP-189782-2019* y 3- *Exp-0131-2020*”, detalló el reporte policial.

En sus investigaciones, el CICPC fue un poco más allá y dejó ver los nexos de los funcionarios con los detenidos y las organizaciones de crimen organizado. El comisario general Miguel Plaza, Región Estratégica de Investigación Penal (Redip) Occidental del CICPC, explicó, en una rueda de prensa, que el privado de libertad como Dargenis Alberto Berrueta Rubio, quien con la colaboración de su hermana, Desireé Chiquinquirá Atencio Rubio (45); su cuñado, Freddy Aleksánder Meisner (47); su sobrina, Marikristin Aleksandra Meisner Atencio (25), funcionaria de la policía científica; y Jordwyn José Mejía Guzmán (30); Bernardo José Gómez (35) y Álex Júnior García Navas planificaban atentados y pago de extorsiones en nombre de la banda de alias “Willy Meleán”. Todo se coordinaba desde el antiguo retén.

Los primeros indicios del renacimiento de las bandas en el nuevo penal quedaron al descubierto en noviembre de 2019, cuando los funcionarios del CONAS detuvieron a Eliana Daniela Cañizales, de 23 años; quien en los interrogatorios admitió que trabajaba en conjunto con Juan Medina Montero, alias el “Juancito”, quien se encuentra recluido en el antiguo retén de El Marite por el delito de homicidio.

Aun cuando las autoridades reconocen la corrupción en el interior del penal, estas no explican cómo llegaron los celulares a las celdas del único penal zuliano monitoreado con cámaras y al único que se le instaló inhibidor de llamadas. Tampoco detallan cuántos funcionarios de custodia interna y externa facilitan las extorsiones y la entrada y salida de los privados de libertad o han sido destituidos por participar en bandas carcelarias, como la controlada por ‘Los Meleán’, dedicadas extramuros a la extorsión, el robo de vehículos, homicidios, actos terroristas, robo de viviendas y tráfico de estupefacientes, entre otros delitos.

No hay comentarios.

Agregar comentario