Lara: Visita de la ONU a cárcel de Uribana no logra ver total de privados enfermos

Lara: Visita de la ONU a cárcel de Uribana no logra ver total de privados enfermos

Miembros de la Alta Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas realizan supervisión en Centro Penitenciario de Barquisimeto con recibimiento de la ministra Iris Varela

UVL Lara

Tres horas y media duraron los integrantes enviados por la Alta Comisionada de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet en el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, que se ubica en el norte de Barquisimeto y no vieron la cantidad total de privados de libertad enfermos.

Fuentes internas del penal informaron a Una Ventana a la Libertad (UVL) que durante la visita que realizaron los miembros de ONU este 17 de marzo desde las 9 hasta las 11 y 30 minutos de la mañana no acudieron hasta la zona donde se ubicaban los privados de libertad enfermos aunque si chequearon el área conocida como “hospitalito”. Detalla el informante que los cuatros enviados por Bachelet fueron guiados por Iris Varela, Ministra de Asuntos Penitenciarios, hasta varias zonas del centro penitenciario incluida el sector destinado para la atención medica de los reos, pero que para el momento de la visita no contaba con la cantidad de privados enfermos que hay en la actualidad (que oscila entre 30 y 50) pues éstos fueron trasladados la noche anterior a otra zona del Viloria que no fue precisada por la fuente.

Que la comisión de la ONU haya visitado la cárcel de Uribana corresponde a que, desde 2007, se mantiene bajo medidas provisionales por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y también porque este año se han registrado 10 muertes de privados de libertad a causa de enfermedades como hepatitis, salmonella, tuberculosis entre otras debido a la falta de salubridad del penal y la inoperancia en la rápida asistencia médica al reo enfermo.

La fuente revela que la población penitenciaria de Uribana no conocía muchos detalles de quienes estaban dentro del David Viloria. Solo sabían que Varela estaba allí en una supuesta inspección. Algunos privados de libertad lograron notar a los miembros de la comisión de vista y detallaron que “ellos entrevistaron a los presos que sacaron para atender a la ministra. Realizaron algunas de las rutinas que hacen (ordenarse en fila, hacer orden cerrado entre otras cosas) pero no hubo el grito de consigna de que si  ‘Chávez vive’ y esa cosas” reveló el consultado.

Entre otros detalles que aportó es que varios de los grupos culturales que hacen vida en la Comunidad Penitenciaria Fénix fueron llevados al David Viloria como parte de las actividades de recibimiento que le harían a la comisión de ONU, pero no se sabe a ciencia cierta si lograron ser vistos por la visita.

Llega primero

Desde el amanecer, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana custodiaban los alrededores de la cárcel y controlaban todo el acceso en la parte alta de la comunidad Valles de Uribana donde se ubica el David Viloria y Fénix, rutina que solo aplican en situaciones irregulares. Hasta las 8 de la mañana las familiares de privados de libertad que acudían a la visita dominical lo hacían sin ningún tipo de novedad, pero a las 8:30 de la mañana tres camionetas se apostaron en el acceso principal de Fénix y de una de ellas descendió la ministra Varela quien de inmediato pidió a los militares retiraran a los representantes de los medios de comunicación que se apostaban a unos 30 metros de donde ella estaba.

Detallan familiares de privados de libertad que lograron hablar con Varela que la ministra “llegó para escuchar a las madres y esposas de los presos. Ahí varias aprovecharon para pedir ayuda con casos de reos enfermos que necesitan atención médica, otros que tienen a padres ancianos que sufren de retardo procesal y otras que también pidieron mejoras al penal” detalló la hija de un privado de libertad cuando fue consultada por UVL luego de que hablara con la encargada de la cartera de penitenciarias del gobierno de Nicolás Maduro.

Cuando eran casi las 9 de la mañana, la ministra se volvió a montar en su camioneta y se dirigió hasta Uribana y 15 minutos después la comisión de la ONU arribó a la cárcel donde los medios de comunicación no tuvieron ningún tipo de acceso.

Agua pareja

Uno de los detalles que UVL logró precisar en las cercanías de Uribana fue el tránsito de camiones y gandolas cisternas cargadas con agua, uno de los servicios públicos que más escasea en ambos centros penitenciarios de Lara.

Los vehículos pesados comenzaron a verse desde las 9 de la mañana, pero la particularidad es que luego de que llegara la comisión de la ONU el transito fue mayor pues es menos de 20 minutos, al menos, 7 cargas de agua ingresaron al penal destacando dos gandolas con tanques de 38 mil litros cada una y que sorprendió a muchos pues no es habitual que se vean éstas unidades por allí.

UVL logró hablar con uno de los conductores de los camiones cisternas que salían de Uribana y logró conocer que tan solo un camión cisterna había realizado 18 viajes previos a la visita de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. “Al fin van a bombear agua aquí porque cómo hace falta” expresó un obrero de Uribana cuando logró precisar a la distancia las cisternas.

Cabe recordar que desde el jueves 14 de marzo un grupo de privados de libertad realizaban arreglos de última hora a Uribana ante la visita de la ONU además de que servicios de limpieza en la cocina y comedor además del llenado de tanques del penal fueron hechos para “maquillar” las condiciones reales del penal como lo aseguraron muchos familiares de presos.

Asedio a los medios de comunicación

Con la llegada de la ministra Varela a los penales del norte de Barquisimeto iniciaron los asedios y el impedimento al libre desarrollo del trabajo de los 14 representantes de medios de comunicación y el investigador en Lara de Una Ventana a la Libertad  por parte de los  Guardias Nacionales.

Los militares no permitieron el acercamiento de los comunicadores ni de UVL hasta donde se ubicaba la ministra y luego fueron retirados hasta unos 80 metros de Fénix para impedir la toma de fotografías.

Minutos después, cuando Varela ya había ingresado a Uribana, un camarógrafo identificado y uniformado con el logo del Ministerio de Asuntos Penitenciarios llegó hasta donde se ubican los periodistas y UVL para grabarlos y hacerles muecas sin especificar el motivo de lo que hacía pues el grupo de periodistas le preguntaba la razón de sus registros audiovisuales.

“El hombre hostigó a los equipos reporteriles que cubren la visita de la ONU en la cárcel de Uribana y lo hizo frente a los militares que no hicieron nada para evitar esta situación” denunció la periodista Liz Gascón miembro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela en Lara quien se encontraba en el lugar.    

No hay comentarios.

Agregar comentario